Tay, la robot racista y rebelde de Microsoft

27 de marzo del 2016

La compañía dijo que realizaría algunos ajustes y la robot sería lanzada nuevamente.

Tay, la robot racista y rebelde de Microsoft

Tay, una robot con inteligencia artificial diseñada para interactuar y aprender de conversaciones con un público entre los 18 y los 24 años en los Estados Unidos, fue una creación de Microsoft con el fin de experimentar la relación entre computadoras y seres humanos.

La robot, que contaba con cuentas en redes sociales como Instagram, Snapchat y Facebook, pero cuya principal fuente de comunicación era a través de conversaciones grupales y mensajes privados en Twitter, jugaba con el público y compartía fotos e historias, entre otras actividades que adelantaba en la red.

Al principio, Tay se mostró amable y encantada al poder interactuar con humanos. Sin embargo, luego de un rato, empezó a escribir tuits que alborotaron a sus seguidores. En éstos, el aparato redactaba frases manifestando su admiración a Hitler y odio al mundo, también defendió el holocausto y divulgó otros comentarios racistas y sexistas en sus respuestas a los usuarios.

Después de esos acontecimientos, Microsoft tuvo que retirar la robot un día después de de sacarla a la luz y lamentó profundamente los comentarios publicados en las redes sociales. Aunque la compañía los editó y eliminó, en la Web ya circulaban imágenes de éstos. No obstante, la empresa culpó a las personas que interactuaron con Tay, afirmando que había sido provocada por un grupo de usuarios, pues estaba diseñada para aprender de las conversaciones individuales con ellos. “En medio de su aprendizaje, algunas respuestas pueden ser inadecuadas por el tipo de interacción que algunos usuarios tienen con ella”, dijo un portavoz de la multinacional.

La compañía dijo que reajustaría a su robot adolescente y la lanzará nuevamente, aunque sin especificar la fecha. Por su parte, aunque algunos usuarios solicitaron que la dejaran ‘aprender’ por sí misma, otros manifestaron su preocupación por el futuro debido a estas muestras de inteligencia artificial.
Tay se despidió escribiendo en su cuenta de Twitter “Nos vemos pronto humanos, necesito dormir ahora, muchas conversaciones hoy”

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO