¿Existen métodos para curar la homosexualidad?

25 de mayo del 2017

Existen terapias arcaicas y hasta violentas, que sin restricción por parte de la ley, buscan “deshomosexualizar” a quien sea gay.

¿Existen métodos para curar la homosexualidad?

Foto: Shutterstock

En los últimos días, el mundo ha presenciado varios casos donde se han realizado tratos inhumanos hacia los homosexuales. El objetivo de dichas prácticas, desde una mirada ultraconservadora, busca “curar” la homosexualidad a través de terapias arcaicas y violentas. En Indonesia, por ejemplo, un verdugo azota 83 veces con una vara a quienes se sientan atraídos sexualmente por personas de su mismo sexo.

Para la W radio, el activista que lucha por los derechos de la comunidad LGBT, Lucas Ramón Mendos, coautor de un informe sobre la homofobia realizado por una asociación LGBT, manifestó que en dicho documento se da a entender la preocupante situación en la que solo tres  países del mundo (Ecuador, Brasil y Malta), prohíben las llamadas terapias para “curar” la homosexualidad.

Según Lucas Ramón Mendos, las prácticas “deshomosexualizadoras”, van desde procesos psicológicos que buscan reprimir los impulsos sexuales, hasta los tratamientos con electrochoques al punto de llegar a la tortura tal y como sucede en Indonesia.

En concordancia con la psicóloga clínica Catherine Salamanca, quien habló con kienyke.com, la homosexualidad no es una enfermedad, por lo tanto una cura resulta completamente ilógico, de hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1990 declaró que la homosexualidad no es una enfermedad.

Las entidades que dicen tener métodos capaces de acabar con la homosexualidad, lo venden como terapias que ofrecen un servicio esperanzador. Aprovechándose de la estigmatización social que existe desde la religión y desde los sectores más tradicionales de la población, generan en los gais una emocionalidad que se presenta en modo de karma, es decir un sentimiento de culpa al creer que lo que sienten por personas del sexo opuesto esta mal o no es normal.

Catherine Salamanca expresó que la culpa o la aceptación respecto a la orientación sexual depende de “las primeras figuras que marcaron la socialización y la emocionalidad, que son: Papá y mamá, con qué perspectivas me criaron, con qué tipo de argumentos me educaron, y posteriormente todo el acercamiento que se tiene a nivel social. Y si lo ven como un juicio (la homosexualidad), o si lo ven con un poco más de libertad”.

Además, la psicóloga hizo hincapié, en que existen terapias de carácter positivo, que ayudan a eliminar el sentimiento de culpa que con el pasar del tiempo se agranda en el pensamiento y en la manera de ver la vida los gais.

“Muchas veces, las personas que van a este tipo de terapias, tienen mucha culpa. Entonces el sentimiento de culpa es fundamental poder trabajarlo en una psicoterapia común y corriente. Aceptar que fue una decisión que se tomó, que aunque no esté muy bien visto socialmente en algunos contextos, no quiere decir que no se pueda tener una vida y que puedan seguir adelante”, aseguró Catherine, quien también recalcó que los gais, las lesbianas y en general los que se diferencian debido a su orientación sexual, son seres humanos que mantienen una sensibilidad importante, lo que los hace personas con una cierta vulnerabilidad emocional.

Por otra parte, la exalcaldesa de Chapinero y activista LGBT, habló acerca de los derechos que se vulneran en dichas terapias “deshomosexualizadoras”, esto además de hacer mención en la afectación que se le ocasiona a los homosexuales al incentivar aún más la probable baja autoestima que estos tengan.

“En primer lugar el derecho al libre desarrollo de la personalidad. En segundo, que el sujeto está siendo discriminado, por algo que no es una enfermedad y se asume como tal. Tercero, se está violentando psicológicamente, lo que es equivalente a que tu seas maltratado”.

Derechos de los homosexuales

Sin embargo no todo son malas noticias. Taiwán (la isla autonoma de China desde 1949), acaba de convertirse en el primer país asiático en legalizar el matrimonio homosexual, Lo que demuestra que en la actualidad, muchos esfuerzos han dado sus frutos. Y los gais, bisexuales, transexuales y demás, se han visto beneficiados poco a poco de los logros conseguidos por activistas que se han empeñado en conseguir un trato digno.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO