Infertilidad, un problema de salud física y mental

23 de junio del 2017

La infertilidad es una problemática a nivel mundial que tiene cura médica

Infertilidad, un problema de salud física y mental

Foto: Shutterstock

La infertilidad es un problema de salud que afecta tanto a los hombres como a mujeres. Sus causas son múltiples. Sin embargo no es una enfermedad desconocida y la puede padecer cualquier persona en el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS),  la determina como  “una enfermedad del sistema reproductivo definida por la imposibilidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de las relaciones sexuales sin protección regular”.

Las causas son variadas, según lo afirmó un artículo de la Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología.  En las mujeres, los factores que producen infertilidad están directamente relacionados, primero, con enfermedades de transmisión sexual; segundo, con una cuestión genética, y el uso de algunos anticonceptivos. También tienen que ver enfermedades en la pelvis u ovarios.

Las razones por las que los hombres pueden padecer de infertilidad, están asociadas a factores como: ausencia de espermatozoides en el semen, anormalidades hormonales, deformidades en los cromosomas  o testículos y en en algunas ocasiones por la aparición de cicatrices en los genitales.

Las secuelas que deja la infertilidad también son evidentes en el área emocional, debido a que podrían tener un impacto en el individuo, relacionado con sentimientos de frustración, aislamiento y debilitamiento de la personalidad en parejas que tienen como objetivo de vida tener un hijo.

La Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS), realizada en el 2015 revela que al menos que el 47.7 % de la población femenina reporta alguna dificultad relacionada con la infertilidad.

El tratamiento a seguir, según el grado de infertilidad puede ser la fecundación in vitro, medicamentos para estimular la producción de óvulos, la inseminación artificial o como opción alternativa el alquiler de vientre.

Para tratar el problema en los hombres, es necesario llevar un control con el médico endocrino y posteriormente revisar qué tratamiento es el indicado. Los métodos más efectivos son cirugías cuando se ha realizado una vasectomía o también es recomendable seguir tratamientos hormonales.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO