El youtuber de los Oscar

El youtuber de los Oscar

26 de febrero del 2017

Entre Emma Stone, Meryl Streep, Ryan Gosling, Mel Gibson, Viola Davis, Nicole Kidman, entre otras personalidades que desfilan por la alfombra roja de los Premios Oscar 2017, camina un personaje que pasa desapercibido para los amantes del cine, pero no para los conocedores del mundo YouTube. Se trata de Beto Pasillas, un youtuber que esta noche le cuenta a los televidentes de TNT todo lo que pasa en la red carpet.

Aunque su presencia sorprendió a muchos, el mexicano le contó a sus seguidores el pasado 21 de enero que iba a estar presente en la ceremonia más importante del cine. Parecía una broma, pero con el paso de los días el trino cobró sentido.

Lea también: Minuto a Minuto Premios Oscar 2017

“Ver una alfombra roja por televisión es muy importante, pero estar aquí presente es algo épico, una experiencia increíble. Algo irreal.”, dice el youtuber.

Su presencia en el lugar obedecería a una ingeniosa estrategia de TNT para atraer televidentes. En su Twitter, Pasillas tiene 213 mil seguidores, en Instagram más de 477 mil y en su canal de YouTube acumula más de un millón de suscriptores . Números para nada despreciables.

Además: El premio de consolación para quienes no ganan el Oscar

No es la primera vez que Beto Pasillas presenta unos premios. El 12 de junio de 2016 estuvo junto a la también youtuber Marcela Moss el pre-show digital desde la pink carpet de los MTV Latinoamérica que se festejaron en Ciudad de México.

Recientemente el nacido en Monterrey presentó los Premios Grammy, los más importantes de la industria de la música.

La participación del youtuber en la versión número 89 de los Oscar, que para muchos es algo que no tiene sentido, recuerda un episodio similar que se registró en en Bogotá durante la Feria del Libro de 2016.

Ese sábado 23 de abril Corferias colapsó. El youtuber chileno Germán Garmendia, (Hola Soy Germán) asistió al evento para presentar su libro ‘Chupa el perro’.

La masiva presencia de jovenes en el lugar abrió el debate con relación a los contenidos que consumen los públicos juveniles