30 kilómetros por litro de gasolina

30 kilómetros por litro de gasolina

1 de noviembre del 2010

La corporación Mazda Motor en Hiroshima, Japón, anunció la utilización a partir de 2011 de su nueva tecnología SKUACTIV que permitirá 30 kilómetros por litro de gasolina en su Mazda Demio, que en el resto del mundo es conocido como Mazda 2. Incluye innovaciones en el motor y la transmisión, un peso de la estructura 8% menor y 30% más rígida, y un chasis 14% más liviano. Todo esto combinado genera una economía de 20% en la gasolina y un 15% mejor en el torque que mejora la aceleración del vehículo. Los tubos curvados de escape ayudan al motor a generar más energía por galón.

Mazda indica que la gran mejora es en el nuevo motor que comprime la mezcla de aire y gasolina mucho mayor que los motores convencionales. En condiciones normales, la relación es 10-1 para la compresión, Mazda lo ha elevado a 14-1, relación que sólo se ha visto en motores diesel. El incremento en la compresión siempre se ha reconocido como un aumento en la eficiencia pero la compresión muy fuerte de la mezcla gasolina-aire causa la ignición prematura, que se conoce como golpeteo o cascabeleo. Esto disminuye el rendimiento y puede dañar el motor. Mazda ha introducido innovaciones que evitan el golpeteo.

Mazda modificó también el sistema de exhosto, aumentando la longitud y la forma de sus tubos para que el vehículo libere más gas de la combustión y la temperatura disminuya. Esto requirió otros cambios en el motor, incluyendo la modificación de los tiempos y formas de ignición de los pistones.

Mazda encontró a su vez que sobre cierta relación de compresión, algunos vínculos de las moléculas de gasolina se rompen, generando calor. Estas reacciones incrementan la cantidad total de energía liberadas de la gasolina, mejorando la eficiencia, según la compañía. Para tomar ventaja de este fenómeno, los ingenieros colocan que el tiempo de ignición ocurra después de que estos vínculos comienzan a separarse.
Igual de importante que mejorar la economía en el combustible, está la nueva transmisión y el rediseño del armazón para usar menos acero o usar acero más liviano de alta resistencia. Mazda también indicó que rediseñó el sistema de suspensión para lograrlo más ligero sin sacrificar desempeño.

Estas mejoras en la combustión interna reducirán el consumo mundial de gasolina mucho más rápido que los vehículos eléctricos o híbridos, porque sus variaciones en motores tradicionales tienden a ser menos costosas y más rápidas de implementar en un mayor número de carros.