Arrestan al vicepresidente de Facebook para América Latina

Arrestan al vicepresidente de Facebook para América Latina

2 de marzo del 2016

La red social Facebook, dueña de la aplicación de mensajería WhatsApp, se negó a revelar mensajes de texto de un caso de crimen organizado y tráfico de drogas en Brasil.

Lea también: Apple rechaza petición del FBI de desencriptar los iPhone

Lo que inició con la incautación de drogas de una banda criminal en el 2015, terminó con el arresto del argentino Diego Dzodan, vicepresidente de Facebook para América Latina, por negarse a revelar los mensajes de texto que intercambiaban los criminales mediante la aplicación de WhatsApp.

De acuerdo al Tribunal de Justicia de Sergipe, en tres ocasiones pidieron a Facebook, dueña de WhatsApp, lo datos para producir pruebas contra los presuntos delincuentes, ya que según los investigadores, allí se encuentran nombres, direcciones y el método de acceso a las redes sociales.

Por no acatar las dos primeras solicitudes, autoridades interpusieron a la compañía una multa de 50.000 reales (unos  US 12.500″,  y la segunda de un millón de reales (Us 250.000)

“El juez, Marcel Maia Montalvao, quiere información que consta en el banco de datos de Facebook, en la base de datos de WhatsApp”, dijo Mónica Horta, comisaria de la Policía Federal en Sergipe.

Como la solicitud del juez no fue acatada, este consideró que el ejecutivo incumplió la orden judicial que obligaba a la empresa a romper el sigilo de mensajes investigados, así que ordenó la detención preventiva del vicepresidente de la compañía cuando se dirigía a su trabajo en la ciudad de Sao Paulo este martes por la mañana.

“La prisión fue representada por la Policía Federal del Estado de Sergipe, considerando el reiterado incumplimiento de órdenes judiciales en investigaciones que se tramitan bajo secreto de sumario y que envuelven al crimen organizado y al tráfico de drogas”, informó la autoridad federal.

Según especialistas de la industria, la aplicación tiene una tecnología de encriptado llamado “end to end” (“punto a punto”) que no cuenta con un servidor donde se almacene la información.

“Estamos decepcionados con la medida extrema y desproporcional de tener un ejecutivo de Facebook escoltado hasta la comisaría debido a un caso que involucra a WhatsApp, que opera separadamente de Facebook. Facebook siempre estuvo y siempre estará disponible para responder a los cuestionamientos que las autoridades brasileñas puedan tener”, indicó la compañía a través de un breve comunicado.

No es la primera vez que WhatsApp tiene problemas con la Justicia de Brasil. El pasado diciembre una juez mandó bloquear la aplicación por más de 24 horas en todo Brasil ante la negativa de Whatsapp de ofrecer informaciones solicitadas dentro de una investigación penal contra un usuario del servicio.