Despegó la esperanza de ir a Marte

Despegó la esperanza de ir a Marte

7 de febrero del 2018

El 6 de febrero será recordado como un día histórico después de que se realizara, en la plataforma de lanzamiento 39A en Cabo Cañaveral, el despegue del Falcon Heavy, el cohete lanzado más potente de la historia.

Este es el cohete lanzado más pesado desde 1973, cuando se realizó el último viaje del Saturno V, el que acarreó las misiones espaciales del viaje a la Luna de Apolo.

El Falcon Heavy partió de la misma base que llevó al hombre al único astro del planeta.

Actualmente, este es el cohete más potente en funcionamiento. Tiene la capacidad de cargar 63 toneladas, aunque en este primer viaje, cargó mucho menos.

En su interior iba Starman, un maniquí vestido con traje de astronauta, sentado en el asiento del piloto de un carro descapotable Tesla roadster rojo.

En la pantalla del radio del automóvil se leía “Don’t Panic!” mientras reproducía Space Oddity, el éxito de David Bowie.

Ese fue el detalle personal y simbólico de Elon Musk, presidente de SpaceX, la compañía privada que financió y creó el cohete, y fundador de Tesla Motors.

El carro y Starman se separaron de la nave seis horas después del lanzamiento y se dirigirán a la órbita solar.

En principio se esperaba que el carro llegara a Marte pero por complicaciones en la órbita, el coche tomó el rumbo hacia el cinturón de asteroides, aseguró Musk.

El éxito no es menor, es el primer carro en dar un viaje espacial.

Otra de las características innovadoras del cohete es su costo de lanzamiento. Mientras los anteriores cohetes podían cargar 22 toneladas por 350 millones de dólares, el Falcon carga casi el triple de peso por 90 millones de dólares.

Lo que economiza el costo de este viajero espacial, es que a pesar de llevar tres pequeños cohetes de propulsión aledaños, estos aterrizan por control remoto y pueden ser reutilizables.

Solo dos de los tres cohetes fueron recuperados, aun así se considera un éxito la estrategia utilizada.

Elon Musk, creador del cohete lanzado este martes, celebró junto a los 6.000 empleados de SpaceX el lanzamiento. Además, anunció que se está trabajando en una nueva nave espacial que podrá ser más potente y que estará lista para mediados de 2025.

El costo y la capacidad de carga de un cohete como el Falcon Heavy, además de su exitoso despegue, abren la posibilidad para nuevos viajes espaciales tripulados y cargar satélites de mayor tamaño.