El ladrón del Mac

El ladrón del Mac

5 de junio del 2011

El 21 de marzo de 2011, Joshua Kauffman llegó a su casa de Oakland, California, y se dio cuenta de que su computador personal ya no estaba. Su MacBook había sido robado y Joshua sabía dónde estaba y quién lo tenía. Avisó a la policía, pero no había recursos disponibles y no lo pudieron ayudar. Mientras tanto, Kauffman le sacó provecho a la situación. Creó un blog en el que contaba la historia del robo y subía fotos y mostraba los movimientos del ladrón con su computador.

Hidden es el nombre de la aplicación con la que Kauffman podía espiar al ladrón del Mac. Su costo inicia en quince dólares, y ofrece proteger el aparato con la certeza de proporcionar los datos exactos del lugar donde se esconde el ladrón. También activa la cámara del computador para tomar fotos de la pantalla con el fin de saber a qué carpetas se meten, qué programas usan y retratan al ladrón frente a la pantalla.

Siete días después del acontecimiento, Kauffman abrió el blog This Guy Has My Mac (Este tipo tiene mi Mac), en donde cada día aparecían las imágenes del responsable del hurto del computador de Kauffman. Al parecer al ladrón le gusta mucho relajarse. La mayoría de las fotos muestran a Muthanna Aldebashi, de veintisiete años, mientras usa el computador entre su cama y toma siestas en la sala. Los visitantes del blog también pudieron ver pantallazos en los que se veía las páginas a las que había entrado en internet, y cómo intentó borrar a Kauffman de la licencia de propiedad del MacBook. Incluso, hay una foto en la que Aldebashi aparece en plena fuga con el computador entre el carro.

La policía de Oakland puso el caso de Kauffman en manos de investigadores privados después de las constantes protestas en el Twitter de la víctima, que se llenaba de miles de seguidores y el facebook de likes que lo apoyaban desde lejos y esperaban que el pillo fuera agarrado. El caso creció tan rápido en tan poco tiempo que apareció en Good Morning America (Buenos Días América), y fue entonces cuando el martes 31 de marzo, Kauffman recibió una llamada de un oficial de la policía de Oakland, diciéndole que ahora sí iban a encargarse de su situación.

Esa misma noche, Kauffman trinó en su cuenta de Twitter: “¡ARRESTADO!” La policía le informó al dueño del Mac que gracias a la evidencia que recogió la aplicación Hidden, lograron capturar al ladrón, un chofer de taxi al que declararon culpable por posesión de mercancía robada y debe pagar con estadía en la cárcel una fianza de veinte mil dólares. La policía solicitó un servicio falso de taxi al que Aldebashi acudió, y así fue sorprendido y capturado. El 1 de junio, Kauffman recuperó su MacBook en la estación de policía de Oakland.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO