El primer perro biónico

El primer perro biónico

27 de junio del 2011

Naki’o fue abandonado en la casa donde vivía cuando era un cachorro. Sus dueños perdieron la hipoteca que pagaban y dejaron la casa habitada por una camada de perros que habían nacido cinco semanas atrás. La madre de los cachorros murió y después de varios días fueron encontrados por una brigada de rescate animal que los recuperó.

Nebraska es uno de los lugares donde más frío hace en Estados Unidos, y cuando encontraron a Naki’o, se dieron cuenta que no podía moverse porque se había quedado congelado en un charco. Tuvieron que amputarle las cuatro patas. La veterinaria Christie Tomlinson lo adoptó y se encargó de buscarle unas prótesis con las que pudiera volver a caminar.

La compañía Orthopets le vendió a Christie un par de patas biónicas y le regalaron el otro juego. Hoy Naki’o es el primer perro del mundo con cuatro prótesis de patas biónicas que le permiten correr, saltar y moverse como quiera.