La Cristaloterapia, una nueva alternativa para la salud

La Cristaloterapia, una nueva alternativa para la salud

21 de Octubre del 2011

La terapia que tiene origen en las culturas antiguas puede aliviar el insomnio, los ataques de ansiedad, las tristezas profundas, el reflujo, los problemas de colón, el estreñimiento, las dificultades sexuales y hasta la anemia. Las virtudes del tratamiento están en la energía y en la composición que tiene cada una de estas piedras para influir sobre el cuerpo humano.

Mónica Villa Bernal, una arquitecta que ahora se dedica a realizar este tipo de terapias en Italia y Colombia, dice que “las personas suelen manifestar patologías físicas, pero en realidad el origen muchas veces proviene de un mal funcionamiento energético. Las causas pueden ser emotivas, sicológicas o mentales”, es decir, que el cuerpo espera mucho tiempo antes de manifestar el dolor y la enfermedad.

Con la cristaloterapia se logra conocer esos bloqueos y actuar con los minerales sobre los puntos energéticos. La terapia se complementa con medicina homeopática, esencias florales, masajes ayurvedas, interpretación de sueños, numerología y algo de actividad física.

Sus pacientes más frecuentes son hombres y mujeres que pertenecen a un mundo laboral intenso y desenfrenado, quienes buscan una alternativa anti estrés y encuentran en los cristales un tratamiento para sus enfermedades. También acuden personas con cáncer, mujeres con problemas de pareja y gente joven conectada con la vida sana, el arte y la medicina alternativa.

La cristaloterapia comienza con una relajación profunda y la aplicación de los cristales en varias partes del cuerpo. El terapeuta va siguiendo al paciente en las sensaciones, imágenes y colores que van apareciendo a lo largo de la meditación. Mónica Villa dice que “el Reiki es fundamental para que en el estado de relajación profunda los cristales actúen. Pero que existen otras técnicas de ayuda para que el paciente entre en contacto con su interior”.

Todos los cristales del mundo mineral son aplicados en las terapias porque ofrecen los componentes químicos necesarios. Pero los tratamientos evolucionan si el paciente inicia un proceso de auto curación, es decir, que cambie ciertos hábitos de alimentación y comportamientos que lo llevan a la enfermedad, incluido, una búsqueda espiritual.

Por muchos años la gente ha usado joyas con piedras únicamente como accesorios de moda sin saber que esos cristales tienen una influencia energética sobre las células. La cristaloterapia es una alternativa para tratar las enfermedades sin acudir a fármacos o soluciones químicas tradicionales.

Para más información:

www.monicasita.com