La fuerte multa que recibió WhatsApp

La fuerte multa que recibió WhatsApp

13 de mayo del 2017

La multinacional estadounidense de mensajería instantánea WhatsApp, recibió una sanción de 3.3 millones de dólares luego de que se comprobara que la compañía presionaba a sus usuarios a proporcionar su información personal y datos de navegabilidad a Facebook.

Las autoridades italianas fueron las que descubrieron el irregular accionar de la aplicación, gracias a una investigación realizada por miembros de la Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado de Italia (AGCM), en la que dieron cuenta como WhatsApp “obligaba” a sus usuarios a enlazar su cuenta con Facebook, ya que la posibilidad de rechazar esta opción funcionaba de forma irregular.

Italia se une a otros países miembros de la Unión Europea como Alemania, que desde hace varios años iniciaron una cruzada en contra de aquellas redes sociales que roban y hacen mal uso de la información personal de sus usuarios, como lo son direcciones de residencia, correo electrónico, datos de familiares y por supuesto, números de teléfono, el fuerte del gigante de la mensajería instantánea.

Es importante tener en cuenta que en el 2014, Facebook compró por más de 21 millones de dólares a WhatsApp. Desde entonces la compañía estadounidense ha trabajado para que sus tres aplicaciones y plataformas “WhatsApp, Facebook y Facebook Messenger) tengan un crecimiento significativo y satisfagan las necesidades comunicativas y de ocio de sus usuarios.

Sin embargo, el numero de quejas por parte de los amantes de estas tres redes sociales ha aumentado considerablemente, ya que aspectos como la seguridad, el manejo de su información personal, el peso de las aplicaciones en dispositivos móviles y el que cada día se parezcan a otras redes sociales, es algo que ellos consideran molesto e innecesario.

Por lo pronto, las autoridades y distintos organismos de control italianos afirman que las investigaciones contra WhatsApp y otras aplicaciones de las que se sospecha que hacen mal uso de la información personal de sus usuarios continuaran. Asimismo, la Unión Europea es clara al señalar que este tipo de conductas son reprochables y que deben ser castigadas severamente.