La lucha virtual del hombre contra el mar

La lucha virtual del hombre contra el mar

13 de Mayo del 2014

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha querido dominar el mar. Sabe que teniendo el poder del océano, el poder mundial será más fácil. Las grandes civilizaciones han puesto el ojo en el gigante azul para fortalecerse a través de la historia, pero nunca lo logró de manera absoluta, al menos no en la realidad. Sin embargo, con el boom de los videojuegos, la utopía se ha hecho posible.

Sentirse el mejor del mar no es algo imposible desde que en 1996, la desarrolladora Ensemble Studios, en compañía de Microsoft, lanzaron el famoso juego ‘Age of Empire’. La trama consistió en conquistar a las otras civilizaciones del planeta, teniendo preponderancia el mar, donde los barcos pesqueros llevaban el alimento a los habitantes, mientras que los buques mercantes se encargaban del comercio. Por su parte, las galeras eran las encargadas de atacar a las otras poblaciones, así como de defender a los suyos.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=OHTmUl_zoWA[/youtube]

Age of Empires le dio relevancia a la modalidad de los barcos

Pero los juegos del mar continuaron y no fue suficiente un juego que incluía barcos, por lo que nació ‘Age of Sail’. En este, el tiempo y espacio coincidían durante las guerras napoleónicas. La forma de conquistar a las otras naciones era netamente con batallas en el agua, simulando las recordadas batallas de Trafalgar y Camperdown. El editor de escenarios que recreaban grandes batallas del mar a través de la historia, también fue un atractivo que cinco años después tuvo su segunda edición.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=saJDVQ4snrs[/youtube]

Age of Sail, un juego que cambió la manera de la navegación en los videojuegos

Esta continuación también se centró en la misma etapa temporal. Sin embargo, los juegos de barcos dieron un paso adelante implementando el 3d a sus batallas. A pesar de la expectativa, el título no dio las cifras esperadas y se diluyó la posibilidad de una nueva entrega.

El trono lo tomó desde ahí la saga Virtual Skipper. Más que un juego bélico, este se centró en el placer de dominar yates en lugar de lujo. Fue el primer simulador de navíos de manera deportiva, utilizando escenarios cercanos a las ciudades. El rol fue un éxito y es considerado hasta el momento la mejor saga y el mejor simulador de yates y velas en el mercado.

La experiencia virtual en los mares no se centró en los simuladores. El boom llegó con ‘Wave Race 64’, un juego de motos náuticas que causó furor. En él, la emoción de tener carreras en el mar a una velocidad increíble, dio la adrenalina necesaria para que el océano gobernara en el mundo de los videojuegos.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=LRF3rzjFOVI[/youtube]

Wave Race 64 le dio al mar una adrenalina sorprendente

Otros grandes títulos históricos en el mundo de los videojuegos han usado el ‘Sail’ como plataforma. Es el caso de la leyenda de Zelda, que en su versión ‘The Wind Waker’, se basó en las historias de Link (el héroe de la saga) cruzando los siete mares mientras superaba sus desafíos. El juego salió a la venta en 2002 únicamente para GameCube, pero en 2013 se dio una versión especial en Wii U con gráficos en alta definición.

Zelda

La leyenda de Zelda se adueñó de los siete mares

Las travesías a lo largo del mar en el mundo de los videojuegos buscan cada año captar a la gente con formatos novedosos. Esto sucedió cuando la saga de la afamada película ‘Piratas del Caribe’ lanzó su videojuego al estilo lego. El éxito fue tal, que sus personajes fueron usados en la película ‘La Gran Aventura Lego’.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=io2WxewZtwA[/youtube]

Piratas de Caribe y la irrupción de los piratas al mundo de los videojuegos. Luego, llegó su versión Lego

Mientras el hombre no logre dominar al rebelde océano, los videojuegos serán una alternativa. Ya sea para sentir la adrenalina de las batallas en el mar, o por experimentar la sensación de los deportes marinos, las aguas del océano son dóciles en el mundo virtual y eso a los ‘gamers’ les fascina.