No es un pájaro, no es un avión: es un gato

No es un pájaro, no es un avión: es un gato

14 de junio del 2012

El artista holandés Bart Jansen decidió convertir a su mascota muerta en un helicóptero. Orville, como se llamaba el gato, murió hace año y medio después de haber sido arrollado por un carro. Jansen y sus conocidos pasaron días muy tristes añorando al animal. Finalmente, el artista decidió rendirle tributo a su mascota convirtiéndolo en una obra de arte y tecnología al mismo tiempo. El gato es ahora lo que Jansen llama: “el Orvillecóptero”.

[youtube width=”540″ height=”304″]http://youtu.be/rMQHHObgnSg[/youtube]

Al parecer el destino de Orville estuvo marcado desde el día en que su amo le dio un nombre. El gato fue bautizado en honor Orville Wright, el famoso aviador que junto con su hermano creó el primer avión.

El artista exhibe a Orville en la feria de arte Kunstrai de Amsterdam y planea darle al gatocóptero un mejor motor para que pueda alcanzar a los pájaros que tanto amaba en vida. Orvillecopter funciona a control remoto y tiene 4 hélices ubicadas a cada extremo de sus patas. Jansen trabajó en dupla con Arjen Beltman, un experto ingeniero de helicópteros a control remoto. Beltman diseñó el mecanismo especial para que Orville pudiera alzar vuelo.