Las redes sociales después de la muerte

Las redes sociales después de la muerte

19 de octubre del 2013

En una época en la que cada vez más personas tienen cuenta en redes sociales es una gran incógnita el hecho de qué pasa con estos medios cuando una persona fallece.

Facebook, por ejemplo, creó hace tres años un estado memorial para perfiles de personas fallecidas tras la muerte de varios jóvenes durante un tiroteo en un instituto de Virginia (Estados Unidos). Ciertos datos como sus grupos de filiación o estatus son eliminados y el perfil permanece restringido para que solo lo vean los amigos del difunto.

“Nuestro procedimiento estándar cuando recibimos el reporte de que un usuario murió es hacer una cuenta tributo, que restringe el perfil y la privacidad solo a los amigos, pero deja el perfil para que sus seres cercanos puedan publicar posts en su memoria”, afirmó Andrew Noyes, director de Políticas de Comunicaciones Públicas de Facebook. Si los familiares quieren que la cuenta se cierre deben enviar una forma legal pidiendo que sea eliminada.

Muerte, Facebook, Kienyke

En Twitter hay una política parecida, los miembros pueden pedir que se retire la cuenta o que se salve una memoria de los tuits de esa persona. Si la familia no hace nada la cuenta permanece intacta.

En general todas las redes sociales mantienen activos los perfiles de los difuntos, pero los familiares sí pueden solicitar que se retire, aunque no pueden acceder a  información del fallecido, como mensajes privados.

Google tiene un Inactive Account Manager que le envía a la familia el contenido que se salvó en los sitios de Google antes de que la persona falleciera.

En cuanto a las cuentas de correos electrónicos tampoco desaparecen. Yahoo! Mantiene las cuentas privadas; Hotmail permite que la familia reciba un CD con todos los emails del difunto una vez demostrada la muerte y la relación con la persona y Gmail exige esas pruebas, así como la copia de un email enviado por parte del fallecido a la persona que solicita la información.

¿Dejar un testamento para el legado virtual?

Algunos expertos proponen  redactar un testamento virtual para que la información que se desarrolló en vida no se utilice mal. Es importante pensar en dejar a alguien las contraseñas porque si alguien muere nadie más va a poder tener acceso a todo el contenido. Existen digital lockers (almacén digital) y se paga para que almacenen sus cuentas y contraseñas. Como en un testamento se designa una persona para que se encargue de la cuenta.

Firmas como Legacy Locker, Asset Lock y Deathswitch ayudan a guardar todas las contraseñas por si la persona muere. Por 30 dólares al año o 300 para toda la vida, Legacy Locker se encarga de almacenar la información de sus cuentas (las cuales mantiene firmemente encriptadas), almacena archivos, designa beneficiarios y escribe cartas legales para ser enviadas tras su muerte. La página confirma la muerte con las personas que usted haya designado.

Muerte, Twitter, Kienyke

Deathswitch es todavía más específico y da instrucciones para el funeral virtual y envía regularmente emails para comprobar si la persona está viva. Si después de varios emails nadie contesta la página dará por muerta a la persona y enviará los mensajes a los beneficiarios. Suena extremo, pero Jeremy Toeman, fundador de Legacy Locker, afirma que:  “No me sorprendería que dentro de cinco años fuera algo común elaborar un testamento escrito a la vez que uno digital”.

La manera más sencilla sería hacer un listado de sus cuentas en un papel con las contraseñas y dárselas a alguien de confianza.

Muertos con un gran número de seguidores en redes

Famosos que han muerto continúan con sus cuentas en redes como el actor de la serie norteamericana Glee Cory Monteith, quien murió recientemente y aún tiene más de dos millones de seguidores. Su perfil sigue intacto.

[youtube width=”540″ height=”360″]http://youtu.be/qdMc1Yvl7qs[/youtube]

Estadísticas afirman que tres usuarios de Facebook mueren cada minuto.

“Mis hermanos y yo pensamos que a ella le hubiera gustado seguir con la página para que las personas no la olvidaran”, afirmaron los familiares de una joven que murió en La Florida, al periódico Sunsentinel.

El tema de “¿quién hereda sus páginas Web?” crecerá con el tiempo. Maria M. García, profesora de Medios Sociales de la Universidad de Florida, afirmó que este es un tópico que será cada vez más importante y sobre todo complejo porque cada sitio tiene una forma diferente de afrontar la muerte de sus usuarios.