Robots se comunicarían para desarrollar tareas complejas

18 de octubre del 2018

Por medio de un procedimiento conocido como “comunicación coordinada” se podrían construir nuevos robots para tareas de búsqueda y rescate, capaces de moverse en forma más segura y tomar decisiones autónomas al detectar una anomalía del terreno, sin necesidad de reprogramar su recorrido. El nuevo sistema, pionero en Colombia, surge a partir del concepto de […]

Robots se comunicarían para desarrollar tareas complejas

shutterstock

Por medio de un procedimiento conocido como “comunicación coordinada” se podrían construir nuevos robots para tareas de búsqueda y rescate, capaces de moverse en forma más segura y tomar decisiones autónomas al detectar una anomalía del terreno, sin necesidad de reprogramar su recorrido.

El nuevo sistema, pionero en Colombia, surge a partir del concepto de “comunicación entre células”, como una réplica artificial del movimiento que realizan los organismos vertebrados, en el que las estructuras neurológicas se organizan para coordinarse con sus vecinos más próximos produciendo efectos locales, o lo que se conoce como “principio de generadores centrales de patrones”.

“La idea es que cada uno de estos módulos sea capaz de transferir la información que percibe a través de sus propios sensores al resto de unidades robóticas y coordinarse de manera conjunta a partir de los datos consolidados”, explica Rodrigo Moreno, estudiante del Doctorado en Ingeniería, Sistemas y Computación de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

Gracias a unos conectores eléctricos, cada uno de los módulos transfiere información al resto de lo que percibe con sus sensores, de manera similar a como se transfiere una cadena de WhatsApp, por ejemplo.

“Se utilizó un protocolo de comunicación muy similar al de las computadoras de los carros, por el cual puede determinar la cantidad de gasolina o aceite disponible, entre otros aspectos”, explica el doctorante.

Como cada unidad tiene un controlador que le permite procesar la información que recibe, se configura un sistema en el que el conjunto puede llegar a establecer cuál movimiento sería más adecuado y proceder a realizarlo.

En tareas de desminado

Ya que esta tecnología no requiere de altas inversiones, bastaría con diseñar un módulo para luego reproducirlo tantas veces como se requiera, de tal manera que la construcción de robots para tareas como el desminado resultaría más sencilla.

También sería posible desarrollar prótesis que se ajusten mejor a los movimientos del cuerpo y optimizar otras áreas como el transporte de energía. En estos casos dos o más generadores trabajarían en forma coordinada, según la demanda que se exija a determinada hora, además de prevenir accidentes asociados con una recarga del sistema.

Variar las condiciones del ambiente también permite optimizar el control de los módulos para que los robots puedan entrenarse y adaptarse a distintas variables.

El proyecto, que en la actualidad es evaluado en los laboratorios de la U.N., se constituye en un avance significativo en los campos de la robótica colaborativa y modular, en la medida en que se ha logrado transmitir y utilizar información sensorial entre robots que operan así.

Aunque se trata de información muy sencilla, los datos permitirían que el conjunto pudiera tomar algunas decisiones que contribuirían a mejorar la función del robot.

En tal sentido, el doctorante precisa que aunque se tratara de un solo robot, conformado por determinado número de sensores, también podría desarrollar funciones similares a partir del mismo concepto.

Hasta ahora los robots funcionan con una fuente de energía externa, pero no se descarta que en una fase posterior se acoplen baterías que permitan darles mayor autonomía.

Con información de Agencia de Noticias U.N

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO