Spotify tiene un doble ilegal en la red

Spotify tiene un doble ilegal en la red

14 de marzo del 2016

“Spotify ha descubierto recientemente algunas evidencias de que están violando su propiedad intelectual y otros derechos”, expresa en un comunicado Cloudfare, firma que también es dueña de Syotify.

A mediados de febrero el líder en servicios musicales por internet, Spotify, se ha llevado una gran sorpresa al enterarse que salió un servicio que genera casi sus mismas funciones.

El enemigo ha sido llamado Syotify y es un servicio en la web que genera y aplica las mismas funciones que el original Spotify. Tanto como su home, herramientas, listas de preferencias y canciones favoritas han sido copiadas bajo un nuevo nombre que en este caso lleva el color rojo en su marca.

El nuevo dolor de cabeza de Spotify cuesta tan solo US $38, copia los audios de Youtube y los baja directamente al computador.

Es por eso que Spotify ha decidido tomar cartas en el asunto, haciéndole llegar comunicaciones a los dueños de estos sitios, en las que piden no violar las políticas de propiedad intelectual de la empresa.

Dentro de las cartas enviadas por el departamento legal de la multinacional piden que eviten el uso de nombres semejantes a su marca para no confundir al consumidor con copias y servicios que no están dentro del marco legal.

Spotify ha dado un plazo de seis días a partir de hoy para que piensen bien las cosas antes de tener que involucrar abogados y una demanda millonaria por robo de propiedad intelectual, entre otros puntos como:

– Uso infringido y no apropiado de la marca Spotify.

– Dejar de proporcionar listas de nombres semejantes a Spotify en otros dominios.

– Transferir todos los dominios infractores a Spotify.

– Dejar a un lado el uso permanente de cualquier marca (confusamente similar) a Spotify.

El sitio web TorrentFreak, que opera al clon Syotify, afirma que ha respondido todas las solicitudes de la compañía, pero no ha recibido respuesta alguna.

Dentro de las respuestas está incluido que desconocía las políticas de uso y privacidad de la empresa y que posiblemente cambien únicamente de dominio, más no de nombre.

A su vez, podrían estar enfrentándose al departamento legal de Youtube ya que ellos mismos expresan: “No se puede aislar, separar o modificar el audio o el vídeo de ningún contenido disponible a través de la API de Youtube.” Es decir que no se puede separar el audio del vídeo original para compartirlo en sitios web externos a este.