Nueva tecnología que detecta el racismo

8 de junio del 2017

Se trata de en un sistema informático que es capaz de analizar las frases que dicen los policías, otorgando “puntos de respeto”.

Nueva tecnología que detecta el racismo

Foto: Shutterstock

En California (EE.UU.), Investigadores de la Universidad de Stanford trabajan en tecnología que detecta el racismo. La institución académica, en colaboración con la policía de Oakland, publicó un informe que contó con una investigación de apróximadamente unos diez años de duración, en el que analizaron de manera detallada los signos comunicativos que se presentan entre la interacción de los policías con la gente de color.

Como resultado, se llegó a la conclusión de que las personas de piel oscura que viven en california, tienen una probabilidad alta de recibir un mal trato por parte de los oficiales, algo que se consideraría racismo.

“Los agentes de policía les hablan de manera mucho menos respetuosa a los negros que a los blancos en paradas de tráfico cotidianas, registros y detenciones por infracciones”, aseguran los responsables del estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

La tecnología que detecta el racismo

La tecnología que detecta el racismo consiste en un sistema informático que es capaz de analizar las frases que dicen los policías, otorgando “puntos de respeto” que al final dictan si hubo una actitud racista o respetuosa.

“Llamar a alguien ‘señor’, mostrar interés en la persona o tal vez decir algo como ‘maneje con cuidado’ son percibidas como formas respetuosas (…) Lo irrespetuoso incluye preguntas, palabras negativas y usar términos como ‘bro’ (hermano) o ‘man’ (hombre), o primeros nombres en lugar de apellidos”, afirmó Rob Voigt, estudiante de lingüística y coautor del estudio para Bbc Mundo.

Además, gracias a las cámaras que  portan los oficiales, se podrá realizar un análisis de imagen. Esta vez no solamente con un enfoque que busque una prueba de un crimen, ya que en este caso la observación está encaminada en describir el comportamiento no verbal de los agentes.

“Usando las imágenes como datos -y no como mera evidencia- hemos desarrollado herramientas basadas en el lenguaje para estudiar y mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad”, explicaron los investigadores.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO