Un nuevo paso contra los ataques informáticos

Foto: Shutterstock

Un nuevo paso contra los ataques informáticos

17 de agosto del 2017

Los recientes ataques informáticos masivos, como el sucedido hace unos meses con el virus Wanna Cry, encendieron las alarmas a nivel mundial por una posible nueva amenaza que ponga en riesgo información valiosa de usuarios, empresas y gobiernos. El peligro de un nuevo atentado en la red ha reforzado las medidas internacionales.

Para fortalecer el trabajo en contra de la ciberdelincuencia, el Gobierno Nacional, en cabeza por la Cancillería, el ministerio de Justicia, Ministerio de Defensa y el Ministerio de la Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), presentó un Proyecto de Ley con el que se busca que Colombia se adhiera al Convenio de Budapest.

El Convenio de Budapest es un acuerdo internacional que busca, por medio de la cooperación entre las diferentes naciones, hacerle frente a los delitos informáticos. Para ello se pretende una armonización de las legislaciones de los estados en materia de ciberdelincuencia, con el fin de crear nuevos protocolos y técnicas de investigación y seguridad cibernética para prevenir este tipo de delitos, los cuales no diferencian fronteras.

También permite adoptar diferentes medidas con el fin de detectar y perseguir posibles ciberdelincuentes en cualquier parte del mundo por medio de mecanismos de cooperación internacional. Se pretende crear una red que funcione 24 horas los 7 días de la semana para atender futuros riesgos, investigar y judicializar ciberdelincuentes.

El Proyecto de Ley comenzará su trámite legislativo en la Comisión Segunda del Senado y una vez cursados los cuatro debates en el Congreso, pasará a revisión de la Corte Constitucional y posteriormente a sanción presidencial. Luego, la Cancillería hará oficial la adhesión al convenio, que le permitirá a Colombia no solo avanzar en temas de cooperación internacional contra delitos informáticos, sino también fortalecer las leyes y regulaciones nacionales contra de los ataques informáticos y crimen cibernético en todos los niveles.