Tappsi no sabe cuánto cobrar por su invento

Tappsi no sabe cuánto cobrar por su invento

12 de Agosto del 2013

Reducción en los tiempos de espera a la hora de pedir un taxi y ahorro en costos y gasolina para los taxistas son algunas de las ventajas que ha traído Tappsi, una aplicación para Android y iOS, que desde el año pasado se viene posicionando como la más recurrente a la hora de conseguir uno de estos vehículos.

La idea de Tappsi nació un día en el que Juan Salcedo y Andrés Gutiérrez salían de su oficina en Bogotá y no pudieron conseguir un taxi llamando a las centrales tradicionales. Salieron a la calle y fue más fácil conseguirlo: así entendieron las necesidades de los taxistas y de los usuarios y decidieron lanzarse en este proyecto por el que aún no cobran.

Esta App gratuita para smartphones utiliza un GPS que ubica al taxi más cercano y al usuario. La persona logra conocer el tiempo de llegada, el conductor y el vehículo. Además puede enviarle a sus conocidos la placa o publicarla en redes sociales. El proyecto ya ha sido presentado en Silicon Valley.

KienyKe habló con Juan Salcedo sobre el éxito de su proyecto, el rumor de una supuesta amenaza que les habrían hecho y las nuevas herramientas que vienen para Tappsi.

Tappsi Andrés Gutiérrez y Juan Salcedo, Kienyke

La aplicación comenzó en el 2012 y este año ha tenida gran acogida, ¿cómo fue el inicio de este proyecto?

Nos conocimos a través de una prima de Andrés. Él llegó de trabajar en Estados Unidos y ambos veníamos del sector tecnológico. Un día nos reunimos, vimos que teníamos proyectos en común y comenzamos a trabajar.

Decidimos instalar la aplicación primero en dos taxis, luego en cinco, después en 20. Comenzó a funcionar bien, aunque los taxistas estaban escépticos de que les fuera a funcionar esta idea de un par de chinos que no sabían nada del medio. Entonces, les pagamos las tablet y el plan de datos, vieron que les servía y así jalaban más gente.

Escépticos, pero motivados, comenzaron a trabajar más taxistas con nosotros. Nos reunimos y vimos que tenían un gran descontento con las empresas tradicionales de taxis; decían que eran monopolios y que abusaban de ellos. Preferían algo nuevo e interesante. Fue así cómo empezamos a trabajar de la mano con los taxistas y a preguntarles qué botones necesitaban. Ellos ayudaron a crear su aplicación. Por otra parte, le pusimos la aplicación cruda a algunos familiares y la fuimos mejorando.

¿Cómo ha sido la relación con las centrales de taxis, después de que han perdido parte de sus clientes?

Lo curioso es que antes de sacar la aplicación intentamos hablar con las centrales de taxis, porque decíamos: ‘es la solución perfecta para ellos’. Sin embargo, fuimos a tres de las más grandes y siempre nos decían que el gerente no estaba o que se veía buena pero debían presentarla a la junta y finalmente la respuesta fue no. Entonces, decidimos sacarla directamente nosotros. Por ahora esas grandes centrales no se han acercado a nosotros, aunque algunas más pequeñas sí porque ven una oportunidad.

¿Actualmente cómo están posicionados en el mercado?

Tenemos 9.000 taxis afiliados y 400.000 usuarios. Los taxistas y usuarios están felices.

Hasta el momento Tapssi no cobra, entonces ¿cómo se sostiene su empresa?

Cuando comenzamos el proyecto teníamos ahorros de donde sigue saliendo el capital. Adicionalmente, nos ganamos un premio de iNNpulsa con el Gobierno. La idea sí es cobrar algo a futuro, pero no sabemos cuándo ni cuánto aún. En lo que estamos enfocados actualmente es en tener un buen posicionamiento en el mercado. Somos líderes y eso ya vale mucho.

Claro que en todo esto hay una meta económica, pero llevamos dos años trabajándole al proyecto con buenos resultados y sabemos que está impactando de manera positiva a la gente. Por ejemplo, las que más nos agradecen son las mujeres, porque la aplicación hace que sea más seguro para ellas andar en taxi.

Es verdad que tienen alianza con empresas que venden planes de datos?

No, por el momento no estamos ganando dinero, ni tenemos ese tipo de alianzas con empresas que venden planes de datos. Estamos enfocados en tener un buen producto y en que los taxistas tengan un mejor sistema: que optimicen rutas y hagan menos desplazamientos innecesarios. Además, contribuimos a la movilidad de Bogotá. Muchos taxistas dicen que la aplicación les ha cambiado la vida y que hacen más carreras en un día que antes.

Tappsi aplicación, Kienyke

 ¿Por qué cree que son la aplicación líder en el país?

Nuestro sistema es efectivo. Los taxis llegan más rápido y la gente puede ir viendo el recorrido en el mapa. Hay una empresa brasilera -que es la segunda en el mercado- pero lo que hicieron fue hacer copy paste con la aplicación de allá y la experiencia no es la misma. Colombia es diferente. Además hay otras empresas más chiquitas que tienen este tipo de aplicaciones, pero creemos que Tappsi es más robusta porque le asegura al usuario que consigue un taxi más fácil. Además, los taxistas están más contentos, porque ahorran en gasolina ya que les decimos por dónde es mejor ir y pueden tener más carreras que con el radioteléfono. Siempre estamos buscando lo último en innovación.

¿Quiénes más están detrás de la aplicación?

No somos solo Andrés y yo, sino que hay un grupo de 15 personas entre las que se encuentran desarrolladores, personas de servicio al cliente, un área comercial y un diseñador. Todos tienen un gran espíritu emprendedor.

¿Cómo le garantizan la seguridad del usuario?

A los taxistas les hacemos todo un estudio de seguridad, les exigimos varios papeles entre pase, cédula, pasado judicial y tarjetón del taxi, nosotros verificamos la información con bases de datos de la Policía, El RUNT, la Procuraduría y de redes sociales para revisar antecedentes. Además, siempre están monitoreados.

¿Han recibido quejas por parte de los usuarios hasta el momento?

Sí, hay gente que dice que el taxi se va rápido porque llegan muy rápido y la cultura era esperarlos más tiempo. Hemos hablado con los taxistas para que esperen hasta 5 minutos y que ayuden al usuario. Además, se puede estar listo cuando llega el taxi porque a través del mapa se puede revisar por dónde va el vehículo.

¿Han planeado capacitaciones o talleres para mejorar el servicio al cliente que proveen los taxistas?

Sí, hemos hecho campañas con ellos para que sean más amables. Al principio hicimos muchas, pero como hemos crecido tanto se nos ha salido de las manos. Sin embargo, tenemos planeado hacer otras. Por ahora, les enviamos comunicaciones a través de la aplicación, cuando nos llaman les damos tips y si algún usuario se queja hablamos directamente con el taxista.

Entre los taxistas comenzó a circular el rumor de que les querían comprar la aplicación y que al no acceder los amenazaron, ¿es verdad?

Hasta el momento no nos han ofrecido comprarla, pero sí hemos hablado con algunos inversionistas. Por otra parte, nadie nos ha amenazado, es solo rumor entre el gremio. Lo que sí nos han dichos los mismos taxistas es que las centrales están preocupadas porque muchos les están devolviendo el radioteléfono para trabajar solo con la aplicación.

¿Qué viene para Tappsi?

Muchas cosas nuevas. Lo más importante es aplicarle innovación a la experiencia del usuario. Tenemos algunas ideas propias como poder ofrecerle una propina al taxi si el usuario necesita que llegue más rápido.

Les damos un adelanto y es que estamos negociando para poder tener la posibilidad de pedir o un taxi amarillo o blanco, porque no nos digamos mentiras, la demanda superó la cantidad de taxis amarillos que hay en Bogotá, en cambio muchos de esos taxis blancos están esperando en un hotel, quietos, y con eso cumplimos más. El taxi blanco es un servicio de lujo por el que el usuario paga más, pero tiene otro tipo de experiencia, con un conductor encorbatado y un carro diferente. En dos o tres semanas ya podríamos tener esta posibilidad.

La aplicación también funciona ya en Barranquilla y esperamos expandirla a otras ciudades del país.