A la hora del té II parte

A la hora del té II parte

14 de noviembre del 2011

EL TÉ Y LA SALUD

Existen infinidad de estudios que califican al té como un remedio contra muchos males debido a su gran cantidad de antioxidantes, vitaminas y minerales benéficos para el cuerpo humano.

Básicamente indican que el consumo de té eleva las defensas del organismo y ayuda a prevenir enfermedades como: cáncer, infecciones de garganta y estómago, caries y padecimientos cardíacos. También mantiene bajos los niveles de colesterol malo, nivela la presión arterial y es un antienvejecimiento muy potente.

Se recomienda el consumo de tres tazas diarias. El té blanco es el de mayores propiedades medicinales, seguido del té verde, lo que no significa que el consumo de té negro no ofrezca estos beneficios, simplemente están presentes en menor proporción.

 

EL CONSUMO DE TÉ EN EL MUNDO

El té viajó desde su natal China a otras partes del mundo y en cada nueva región se crearon formas de consumo.

AFGANISTÁN: este país tiene uno de los de mayores consumos de té a nivel mundial.

Té con jengibre (Adrak sera chai)

Durante el invierno le agregan al té negro, jengibre en polvo. Este ayuda a mejorar la circulación sanguínea y mantiene el calor corporal.

Para 1 taza de té preparado con agua, leche y azúcar, adicione ¼ de cucharadita de jengibre en polvo.

RUSIA: en este país tienen la costumbre de mantener el agua caliente en unos samovares especiales para el té. Esta bebida es ofrecida a todos los invitados y familiares durante el día. Luego de un arduo día de trabajo acostumbran tomarse el té negro mezclado con algo de vodka.

Té de otoño con manzanas (Tchai s  Osennim Yablokom)

Llene una taza con té negro caliente, endúlcelo con miel o azúcar, agregue una manzana cortada en pequeños cuadritos, deje reposar por unos minutos y con una cuchara cómase la fruta y luego tómese el té.

INGLATERRA: Inglaterra es un país de tradición en el consumo de té, principalmente del que viene empacado en bolsitas.

Té con cáscara de limón (Tea with a twist)

La reina Victoria llevó de Rusia a Inglaterra la costumbre de poner una cáscara de limón dentro del té preparado, para transferirle su sabor y fragancia.

INDIA, PAKISTÁN Y BANGLADESH: la gente de la India prefiere tomar el té muy  dulce y con leche.

Té Hindú (Hindustani Chai )

Ponga a calentar agua, té y azúcar en una olla. Agregue leche hirviendo. Baje la temperatura, tape y deje en infusión a fuego muy bajo por 5 minutos. Cuele y sirva.

MARRUECOS: Marruecos es el país más grande importador de té verde desde la China. Su afición al té la adquirieron de los ingleses, quienes en busca de nuevos mercados sedujeron a sus habitantes con esta bebida.

Té de Menta (Nana)

Agregue el agua, el té verde, el azúcar y la menta a su tetera, (en Marruecos no se pone el azúcar en la taza) déjelo en infusión por unos minutos.

¡5 PM LA HORA DEL TÉ!

La expresión “Tea time” proviene de Inglaterra, donde es costumbre tomar té a las 5 de la tarde. La frase fue impuesta por Anna la duquesa de Bedford en 1840. Según la tradición el almuerzo era servido a horas muy tempranas y la cena a las 9 de la noche. Por supuesto en la tarde la duquesa sentía mucha hambre y pedía que le sirvieran té con tostadas y algunas tortas. Esto se volvió un hábito y comenzó a invitar a sus amigos a que se le unieran a la hora del té. La costumbre se puso de moda en Inglaterra y se mantiene hasta nuestros días.

www.elcondimentario.com