Adiós al Bulli

Adiós al Bulli

1 de agosto del 2011

El restaurante más famoso del mundo cerró sus puertas para reinventarse. El chef Ferran Adrià lo despidió con fotos que publicó en Twitter.

El Bulli, reconocido como el mejor restaurante del mundo, con tres estrellas Michelin, cierra hoy sus puertas después de 25 años. Su propietario, el célebre chef Ferrán Adrià, revolucionó la gastronomía con sus innovaciones. Y, según él, continuará haciéndolo con su nuevo proyecto, El Bulli Foundation, un centro dedicado a la investigación de la creatividad culinaria que busca generar nuevos talentos y que abrirá en 2014. El sábado pasado se sirvió la última cena en El Bulli. Miles de reservas fueron canceladas. Ese día sirvieron la creación 1846 de Adrià, el chef que rompió todas las reglas de la comida tradicional al inventar nuevas técnicas que parecen salidas de un laboratorio químico y no de una cocina, como la deconstrucción, la esterificación, la gelificación,  las espumas y el uso del nitrógeno líquido, entre otras. Estas invenciones han despertado tanto halagos como críticas.

Una cena en El Bulli costaba 300 Euros por persona. Se dice que era una experiencia única que no daba lugar a la indiferencia. Los clientes se asombraban con las texturas, los aromas, los sabores, las temperaturas y la teatralidad con que eran servidos todos los platos: pequeñas puestas en escena en donde se mezclaban la cocina, el arte y la ciencia.

Hoy en día 8 de los mejores 10 cocineros del mundo son herederos de las técnicas y creaciones de Adrià.  El sábado pasado, algunos de los mejores  chefs del mundo, como René Redzepi, Joan Roca Andoni, Luis Aduriz, Massimo Bottura  y José Andrés, a quienes Adrià llama “la familia Bulli”, elaboraron un menú con más de cincuenta degustaciones. Sólo cincuenta invitados especiales pudieron disfrutar de la cena final. A las 12 de la noche, 12 campanadas anunciaron el fin del restaurante El Bulli y el inicio de la nueva fundación.

Al entrar a la página web del restaurante, se encuentra este aviso: “El Bulli restaurante ha cerrado sus puertas y ha pasado a convertirse en el Bulli foundation. En el Bulli foundation no se admiten reservas, ni ahora ni después de su apertura”.

Habrá que esperar al 2014 para conocer qué está cocinando Ferran Adrià.

www.elcondimentario.com