Capadocia, una belleza paradisíaca como ninguna

Capadocia, una belleza paradisíaca como ninguna

14 de octubre del 2017

Capadocia, ubicada en la región Anatolia Central en Turquía, debe su nombre al vocablo ‘Katpadukya’ que en español significa “Tierra de bellos caballos”, puesto que los daban como regalo a los reyes Darío y Jerjes, de Persia, y al rey Asurbanipal, de Asiria. Conocida por su riqueza histórica fue nombrada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el año 1985. 

Capadocia ofrece una vista paradisíaca como ninguna otra en el mundo, producto de su riqueza natural conformada por la cadena montañosa de los Montes Tauro, y sus numerosos valles esculpidos por las depresiones del terreno y por la erupción de volcanes como Develi, Göllü dağı, Erciyes, entre otros; que al dejar a su paso restos de minerales y magma produjo una erosión que le dio su toque especial a los famosos valles de Capadocia. 

Entre sus mayores atractivos turísticos se encuentra el viaje en globo, desde el cual se pueden apreciar los valles y las diferentes formaciones rocosas que hacen brillar los ojos de emoción ante un paisaje tan bello. Cientos de globos aerostáticos de diferentes colores adornan el cielo turco durante una hora y media plasmando en la mente una imagen romántica e imborrable, de esas cosas que hay que hacer antes de morir. El recorrido cuesta aproximadamente $650.000. 

Otros lugares turísticos para visitar en Capadocia es el Museo al Aire Libre de Göreme, que se compone de varias Iglesias que llevan el nombre de Iglesia de la Manzana, Iglesia de la Serpiente e Iglesia Oscura, construidas en cuevas que conservan una decoración medieval.

Tampoco se puede dejar de lado ‘Las Chimeneas de las Hadas’, ubicadas en el Valle de Göreme y que cuenta con varias formaciones de roca de hasta 40 metros de altura que en su cumbre, parecieran llevar sombrero. Cuenta la leyenda que hace millones de años las hadas no eran parte de mitos, ni cuentos, sino que existían en realidad. Pero una de ellas, faltando a las reglas, se enamoró de un hombre, provocando la ira despiadada de su reina, quien decidió convertirla a ella y a todas las hadas en palomas, condenadas para siempre a vivir dentro de estas piedras en forma de hongo. 

El Castillo de Uchisar, ubicado en la colina más alta de Capadocia, ofrece una panorámica espléndida, desde la cual se pueden observar los alrededores de Monte Erciyes. Y para alimentar aún más la vista, hay que deleitarse con sus bellas colinas de arenisca.

Capadocia, todo un destino a tener en cuenta para visitar antes de morir.