¿Existen los cócteles saludables?

1 de noviembre del 2019

La respuesta es sí y así se logran.

Cócteles

Crédito: Suna

Los cócteles son el ingrediente clave para diversos planes de esparcimiento, ya sea acompañado de la pareja, amigos, familiares o compañeros de trabajo, el plan se vuelve más interesante cuando están de por medio.

Pero en un mundo en el que el comer saludable pasó de ser una moda a hacer una realidad al preocuparse de lo que seriamente sucede en el cuerpo, los cócteles y todo lo relacionado con el licor quedan en un área problemática.

Los cócteles generalmente tienen demasiada azúcar refinada y otros ingredientes nocivos para las personas, pero poco a poco se generan alternativas que en vez de causar daño, dan bienestar a quien prueba.

Así es el caso de Suna, con dos restaurantes ubicados en Bogotá, y un largo recorrido que les ha convertido en uno de los referentes principales de la cocina saludable en la capital colombiana, decidieron apostarle a los cócteles saludables desde su sede del Parque de la 93.

KienyKe.com conversó con Mariana Parra, dueña y gerente comercial, y Daniel Baute, gerente de producción y control de calidad, de Suna, para conocer un poco más sobre cómo llegaron a la idea de preparar cócteles que no atenten tanto con la salud de las personas.

“Tenemos un concepto de la coctelería llevado a nuestra filosofía que es sana, no tenemos azucares refinados, no tenemos harinas refinadas, grasas trans, no fritamos nada, no tenemos saborizantes artificiales ni colorantes artificiales”.

Baute, explicó un poco más de la mencionada filosofía, “Es un concepto de que te puedes comer un brownie, con panela, de pronto stevia, chocolate, harina integral de trigo, es un concepto en el que las personas se comen algo con igual o menor calorías que uno normal, pero están comiendo algo que es saludable para el cuerpo, que no tiene los procesos químicos”.

Allí es cuando hablan del problema con un ingrediente en particular en el tema de los cócteles, “Lo malo del azúcar blanca es el proceso para volverla blanca, el azúcar no es blanca, ese proceso tiene unos químicos súper adictivos y dañinos, cancerígenos”.

“El concepto es volver a cocinar como lo hacían antes, sin salsas ni cosas raras, que la comida sepa a lo que es, eso lo hemos intentado con la coctelería. Acá no compramos syrups, nada a base de azúcar refinada, nosotros hacemos nuestros syrups acá, a base de stevia o de miel de agave. Tratamos de suplir los endulzantes convencionales con los que nosotros normalmente usamos en el restaurante”, agregaron.

“Igual el trago es malo, todo es malo en exceso, si me voy a tomar un Moscow Mule con el syrup de jengibre hecho acá, con panela orgánica y jengibre, es completamente diferente a un Moscow Mule con ginger beer reventado de azúcar refinada”.

De esta manera, como ejemplo explican cómo es la versión saludable del tinto de verano, “Por ejemplo, un tinto de verano normalmente lo hacen con Sprite o con H2O de limón, acá lo hacemos con soda, syrup de stevia, que lo hacemos acá, y un par de goticas de limón y queda delicioso, hasta más porque resalta el vino”.

Parra y Baute mencionaron cómo fue el proceso de establecer una carta de cócteles saludables, “Básicamente nosotros, casi todo lo que hacemos en el restaurante, lo empezamos desde la casa, el restaurante es familiar, nosotros viajamos, nos encanta cocinar, un ejemplo de eso es el tinto de verano y el Moscow Mule, empezamos a tomarlo normal y luego nos preguntamos ‘¿cómo se haría esto en Suna?’, siempre empezamos por ahí, inventando cosas, luego las traemos con medidas exactas y todo lo que implica tener coctelería”.

Baute habló más a profundidad: “Yo con el Moscow Mule empecé a macerar jengibre con un poquito de panela orgánica, soda y tratar de hacer el cóctel cómo era, una vez el cóctel quedó rico, lo metimos en Suna y desarrollamos el syrup para hacerlo más fácil”.

“Para la lulada hacemos un almíbar de la panela orgánica, todo ese proceso se hace acá con el lulo, con el mela’o, es una replica de lo que se hace con la caña en el Valle, queda muy bien. La piden mucho para el almuerzo, pero tenemos la opción vodka o ginebra y es delicioso”.

Igualmente, explican cómo hacen su versión del Margarita, “Nosotros hacemos una infusión de té para el Margarita Suna, además de lo tradicional, le agregamos una infusión que hacemos nosotros con té de jazmín, queda muy aromático”.

Suna también tiene versiones para el Mojito y la Mimosa, que en este caso va acompañada de corozo. Asimismo, si se antoja de preparar en casa lo que ve en el restaurante, también encontrará en el mercado de Suna los productos utilizados en las diversas recetas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO