Chingaza, un escape de la rutina citadina

16 de marzo del 2018

Esta es una excelente opción para disfrutar.

Chingaza

Para los que viven en Bogotá, por más de que la ciudad ofrezca una extensa variedad de planes culturales y recreativos, a veces es necesario respirar aire puro y salir de lo caótica que puede ser la capital colombiana. Lo interesante es que alrededor hay varias alternativas para montarse en el carro y desconectarse de la rutina tóxica. Una opción perfecta es el Parque nacional natural Chingaza, que se encuentre a solo unos cuantos kilómetros después de La Calera.

Este parque natural se fundó en 1977 y curiosamente, representa una de las fuentes hídricas más importantes de Bogotá, pero estos son solo datos formales. Lo que más resalta de este destino turístico es su belleza natural, con una extensión de 76.600 hectáreas, posee paisajes típicos de los páramos, así como humedales, selvas y bosques húmedos.

Con toda esta información no es raro pensar en lo increíble que resulta visitar y recorrer los senderos de Chingaza, en su grandeza se presentan un gran número de especies vegetales y animales, es fácil entretenerse con la aparición de diferentes criaturas, entre aves, venados y si está con buena suerte, un zorro o un tigrillo.

Simplemente, es muy fácil enamorarse de este escenario digno de una película holllywoodense, algo tan sencillo en un país como Colombia. De igual forma, lo fácil que es llegar. La primera recomendación es solicitar ingreso con mínimo quince días de anticipación a través del correo electrónico reservas.ecoturismo@parquesnacionales.gov.co y si desea acampar en Chingaza comuníquese con Corpochingaza, disponible en Facebook.

Para llegar al parque hay varias rutas que le son de ayuda, por ejemplo, si va por La Calera, al salir debe pasar por Parque Piedras Gordas y alcanzar el Centro Administrativo. También se puede por Fómeque y Guasca.

Para conservar la espectacularidad de Chingaza, tenga en cuenta que está prohibido el ingreso de motocicletas, cuatrimotos y bicicletas. No se puede entrar mascotas. No alimente a los animales que encuentre en el camino. Solo puede visitar un sector por día debido a la distancia de los recorridos y condiciones climáticas. Toda la basura que haga recójala. Igualmente, hay algunos senderos en los que necesitará de un guía especializado.

Se recomienda utilizar ropa cómoda, abrigada, impermeable, botas de plástico, bloqueador solar y si decide acampar, lleve cobijas térmicas. No fume y recuerde que no hay señal de celular.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO