Así es cómo se llega al centro de la Tierra

20 de marzo del 2018

Se trata de Snæfellsjökull, un volcán que sirvió de inspiración a Julio Verne para Viaje al Centro de la Tierra.

Tierra

Se trata de Snæfellsjökull, un volcán que sirvió de inspiración a Julio Verne cuando escribió Viaje al Centro de la Tierra.

Islandia es uno de los lugares más sorprendentes sobre la faz de la Tierra, no solo porque es uno de los países que presenta mejor calidad de la vida, sino por sus misteriosos y encantadores paisajes que se elevan sobre el nivel del mar como escenarios de una película de ciencia ficción extraterrestre.

Para esta ocasión, es un referente importante para el popular escritor francés Julio Verne cuando escribió uno de sus grandes éxitos, Viaje al Centro de la Tierra, exactamente, Snæfellsjökull, que es un glaciar y un volcán inactivo desde el año 1219.

Ubicado al oeste de la isla, este volcán se destaca no solo por ser un escenario montañoso y fantástico, sino debido a todo el tiempo que ha pasado sin despertar, por lo que se le ocurrió que sería más fácil atravesar el planeta Tierra para llegar a un lugar inimaginable en su núcleo.

Pasquel Bernat, historiador español, explicó ante un medio ibérico que “aparentemente, es un viaje inverosímil, pero tenemos que circunscribir la obra a su tiempo, que la Tierra tenga un núcleo compuesto por hierro, níquel y otros elementos a altísimas temperaturas es algo que estaba lejos de aclararse, así que algunas teorías apostaban porque el centro de la Tierra estaba hueco”.

Asimismo, el especialista cuenta que no se sabe a ciencia cierta el porqué Verne escogió al Snæfellsjökull como entrada a esta emocionante aventura, que pudo ser por sus conocimientos en la mitología escandinava. Y es que sin duda, el escritor era un muy buen conocedor sobre cartografía y ciencia, por lo que se destaca su labor en el género de novela científica.

¿Qué será entonces lo tan especial de este volcán que se presenta sobre el suelo islandés? Su respuesta seguirá sin ser respondida, porque lo que importa es que, a partir de ser mencionada en la reconocida obra, miles de turistas que provienen desde las más lejanas latitudes del planeta se sienten atraídos a conocer este legendario destino.

Para llegar a Islandia, exactamente a su capital, Reykjavic, desde Bogotá -incluida escalas-, un vuelo de solo ida, por esta temporada, puede costar COP$ 1’600.000. Al llegar a la ciudad, el volcán está cerca, por lo que es fácil tomar un transporte terrestre que le llevará a esta gran opción viajera.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO