Nueva Zelanda: la tierra de la gran nube blanca

Foto: Shutterstock

Nueva Zelanda: la tierra de la gran nube blanca

21 de octubre del 2017

Nueva Zelanda es un pequeño país ubicado en Oceanía, ha sido el punto de rodaje de varias de las producciones cinematográficas más importantes del mundo debido a la gran cantidad de historias de misterio que se han creado en su entorno.

Ubicado en el suroeste del océano Pacífico aproximadamente a 2.000 kilómetros al sureste de Australia en el mar de Tasmania, sus vecinos más cercanos al norte son Nueva Caledonia, Fiyi y Tonga. Debido a este largo aislamiento, en el país se desarrolló una fauna endémica dominada por las aves, de las cuales la mayoría se extinguieron después de la llegada de los humanos y mamíferos que introdujeron sin ningún control.

Foto: Shutterstock

Nueva Zelanda cuenta con la curiosidad de ser un país largo gracias a sus 1.600 kilómetros de eje pero angosto con una distancia de 400 km.

Se puede hablar que Nueva Zelanda, es uno de los pocos países en el mundo, que ofrecen un turismo tan integrado y variado, donde las cosas funcionan de manera fluida, sin trastornos, ni contratiempos, algo que permite a los visitantes relajarse por completo y no sufrir por estos aspectos que suelen ser un dolor de cabeza en los momentos de relajación.

Foto: Shutterstock

Isla Norte cuenta con un clima más cálido, con un paisaje bastante diferente con respecto de su vecina del sur. En el centro de esta isla se localiza el imponente volcán Ruapehu que domina el paisaje, además de algunas importantes ciudades alrededor como son Taupo y Rotorua, mismas que cuentan con lagos en medio de una intensa manifestación termal y volcánica por toda la región.

Por otro lado se encuentra Isla del Sur, cuya extensión es más larga pero más angosta que su vecina del norte, con poco más de 200 km de distancia entre un lado y el otro. En la parte Norte, se localizan las ciudades de Picton y Nelson, que son beldades sumamente concurridas por su belleza, disfrutada por aquellos que se atreven a recorrerla en barco.

Adicionalmente, se pueden apreciar increíbles escenas que con mirarlas son capaces de quitar el aliento, cuenta con muchos parques nacionales excelentes para realizar caminatas.

Atrévase a visitar Nueva Zelanda, uno de los pocos lugares en el mundo donde en un solo día, puede disfrutar de vistas montañosas, bosques ancestrales, paisajes volcánicos y una costa espectacular, al mismo tiempo que observa  vida silvestre que no encontrará en otro lugar.