La clave del éxito de la comida árabe

7 de noviembre del 2019

Disfrute de la sazón de Medio Oriente.

comida árabe

Crédito: El Bardo

La comida árabe tiene el poder de que con tan solo leer sus ingredientes se genere un efecto hacerse agua la boca, así que cuando en realidad se prueba algún platillo la sensación es desbordante y de gran satisfacción.

Sus exóticas especias, diversos ingredientes y gran calidad, hace que cualquiera que la coma por primera vez quiera seguir repitiendo.

En Colombia existe una pequeña comunidad árabe que se ha encargado de dar a conocer los mejores referentes gastronómicos de su cultura, si bien está muy establecida en la costa caribe, poco a poco llegó al interior del país y cada vez más gana más aficionados a su gran sabor.

Por ejemplo, en Bogotá existen varios lugares conocidos para probar la comida árabe, pero El Bardo es una nueva propuesta que mezcla la tradición con un estilo moderno de presentación.

KienyKe.com conversó con Farid Elhaje, fundador de este restaurante árabe ubicado en la Calle 69a #5-59, en pleno corazón de la Zona Gastronómica de la capital colombiana.

El experto en experiencias de restaurante habló sobre cómo inició su afición por este tipo de propuestas: “Todo comienza cuando me vengo a vivir solo a Bogotá para estudiar mi universidad, me empieza a hacer falta la comida de casa, empecé forzadamente a cocinar, me di cuenta que me gustaba pero no lo tenía tan claro en el momento”.

“De un momento a otro se me hizo fácil replicar los sabores, me di cuenta que había algo ahí para hacer. Sin tenerlo claro, si tú me preguntas en ese entonces si quería tener una restaurante te tildaba de loco, este no es un negocio fácil, pero la vida me llevó a vivirlo”.

Farid estudió administración de empresas pero pronto se dio cuenta de su pasión por la cocina, “Mis prácticas de la universidad las hice en Archie’s, llegué a tener buen cargo, terminé siendo gerente financiero, después salté a otro proyecto que se llamó Samsa, tuve unos socios, querían hacer un tema saludable, piloteé el asunto, todo eso me dio una formación administrativa y operativa para poder hoy tener El Bardo. De la mano del equipo que tengo, digamos que yo llego con el sabor claro y el procedimiento casero, a la final es toda esa combinación de cosas que me han permitido llegar a esto”.

Crédito: El Bardo

Luego este amante de la comida árabe hizo referencia a cómo dio con la idea de El Bardo, “Siempre tuve las ganas de la propuesta árabe, bien moderna, pero en el sentido de que me permita ofrecer los sabores de tradición pero con una presentación artística como me gustan a mí las cosas, así nace El Bardo”.

“Quise crear primero la marca, le puse el nombre, estuve de acuerdo con el concepto, todo se desarrolló para empalmarse de ahí para abajo, antes de abrir yo salgo a escoger un menaje. Salgo a ponerle poesía a los platos, eso se hace con una antelación de tres meses, me tomé el tiempo para seleccionar qué platos iban, hacer pruebas suficientes para llevar todos esos sabores de la tradición y lo que yo sé que es comercial y es rico para mis conocidos, mis amigos, sé qué le gusta a la gente y qué no”.

Asimismo, el dueño de El Bardo habla de los ingredientes claves de la comida árabe, “Las siete especias completas, el ajo, pero se tiene que saber usar, en mi caso es muy suave, la calidad de los productos como tal, saber escoger los ingredientes para el plato que es, un kibbeh crudo se hace con la parte del muchacho”.

Elhaje también explicó qué es eso que tiene este tipo de cocina que la hace tan especial y apetecida en el país y el resto del mundo, “Lo original, es diferente a lo cotidiano del paladar colombiano, la frescura de los sabores, ese punto de buen gusto”.

Por otro lado, si usted no está muy relacionado con la comida árabe, el experto selecciona dos alternativas con las que es imposible errar:

“Sin mente, la bandeja del sultán y el lomo Beirut, la bandeja del sultán puede funcionar como entrada o una combinación de plato fuerte para tres o cuatro personas, tiene arroz de almendras, tabbule, pinchitos de res y de pollo, ambos sazonados con especias tradicionales, kafta de cordero, una preparación de albóndigas de carne de cordero, hummus, falafel, papitas y las tres salsas que hacemos en la casa, ajo, picante y una estilo chimichurri que se utiliza mucho en las parrillas de Medio Oriente”.

“El segundo es un plato fuerte personal que es el Beirut steak, dos medallones de lomo sellados en siete especias, sobre una cama de baba ganush, que es una crema de berenjenas ahumadas, y se sirve con ajos tostados en matequilla, es una combinación de sabores bien única, para mí es el plato bandera del Bardo”.

El Bardo también ofrece una interesante selección de cócteles clásicos con un ligero giro árabe. Igualmente, cuenta con una opción de almuerzos económicos de lunes a viernes, muy accesible para quienes se encuentran cercanos a la zona G.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO