El porro como patrimonio histórico de la humanidad

29 de junio del 2019

¿Se está cerca del reconocimiento?

El porro como patrimonio histórico de la humanidad

Alcaldía San Pelayo

Entre la variedad de ritmos históricos y tradicionales colombianos se encuentra el porro. Estos sonidos característicos de los departamentos de Córdoba, Bolívar y Sucre, pero que tienen interpretes a lo largo y ancho del país, es alegre y fiestero, dos palabras que resumen la esencia de los colombianos.

Desde hace 43 años, este ritmo tiene su propio festival. San Pelayo (Córdoba) es el escenario que sirve como punto de encuentro para que decenas de artistas y bandas converjan con el fin de mostrar lo mejor de su repertorio. Este festival lleno de historia y tradición se celebra desde 1977 cuando se llevó a cabo la primera versión bajo el nombre ‘Festival del Porro pelayero’.

A pesar de la importancia de este ritmo en la historia sonora y cultural de Colombia, los esfuerzos para la realización de este festival son significativos, puesto que el apoyo de autoridades locales, nacionales y empresas privadas, en ocasiones es escaso.

“El Festival del Porro en San Pelayo es la vitrina de las bandas que duran todo un año preparándose para mostrar su trabajo. Pero desafortunadamente no se le ha apostado tanto al sector cultural. Contamos con un apoyo importante de la Gobernación de Córdoba, pero necesitamos que más actores apuesten y crean en el porro en Colombia”, afirmó María Alejandra Forero, alcaldesa de San Pelayo en diálogo con KienyKe.com.

El porro como patrimonio histórico

Entre esos actores que buscan exaltar la importancia del porro no solo en Colombia, sino en el mundo se encuentra Katya González, ex viceministra de Cultura, quien desde hace un buen tiempo se encuentra liderando una cruzada con el fin de que la Unesco reconozca este ritmo colombiano como patrimonio cultural de la humanidad.

“El porro se encuentra en peligro debido a la combinación con otros sonidos que desnaturalizan su esencia”, señaló González.

Si bien se han logrado avances significativos para que la Unesco reconozca el porro como patrimonio histórico y cultural de la humanidad, la batalla no puede ser librada por una persona o grupo de personas. Se requiere que los colombianos se apropien de sus ritmos y reconozcan el valor excepcional que tiene este ritmo en la tradición cultural del país. Asimismo, debe haber una apropiación que permita a los colombianos ser vigías del patrimonio.

“Si se reconoce el porro como patrimonio histórico y cultural, no solo se le estaría dando el valor que se merece. También, permitiría el crecimiento del turismo cultural en diferentes partes del país y un reconocimiento a esos artistas que pasan años preparándose y preservando el patrimonio”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO