Hotel Now: Not Only White.

Hotel Now: Not Only White.

7 de noviembre del 2010

Foto: cortesía Hotel Now por Ricky Schneider.

Cali y su gente, las negras que venden chontaduro y manga biche, la salsa que llevan en la sangre los bailarines de esta ciudad, la amabilidad natural de los caleños, y el “oiga, mire, vea”, son algunas de las razones por las cuales Sandra Freiye, arquitecta del hotel Now, decidió salirse del minimalismo y el color blanco que pulula en los hoteles boutique del mundo. Por eso, cuando Now abrió sus puertas, hace casi un año, lo que más sorprendió a los caleños tradicionales fue la mezcla explosiva de colores que se roban el show de  la fachada.

Según Seth Kugel, periodista de The New York Times, Now es uno de los cuatro destinos más placenteros de Colombia. Los amenities, la amabilidad del servicio de 24 horas, la canasta de pan del Valle del Cauca – llena de pandebonos, pandeyucas y buñuelos-, y la comodidad de las habitaciones, fueron los motivos para que este reconocido periodista que se dedica a viajar y a calificar los lugares  más importantes del mundo, le concediera a este hotel vallecaucano un reconocimiento especial.

Foto: cortesía Hotel Now por Ricky Schneider.

Sandra se basó en el concepto que marca la tendencia hoteles newyorkinos donde los espacios se mezclan con la vida de la ciudad.  Al igual que sucede en la Gran Manzana, y en otras  ciudades cosmopolitas del mundo, en Now se  puede ir a comer o a rumbear, sin necesidad de ser huésped.

Está ubicado en el tradicional barrio Granada, conocido por ser un lugar de encuentro y de entretenimiento de artistas y personas de todas las edades. En medio de las boutiques, restaurantes  y casas antiguas se encuentra el edificio que Sandra reconstruyó a partir de dos casas descuidadas que contaban con características ideales en cuanto a sus espacios.

Se rescataron y unieron las terrazas interiores de las casas, se levantaron los seis pisos donde quedan las habitaciones alrededor de la terraza y se construyó un techo en lona que se puede doblar o correr  para generar una conexión con el exterior, y para permitir el paso de la brisa y la visual panorámica de Cali.

Son 19 habitaciones inteligentes, todas con diseños diferentes. El único elemento que tienen en común es un foto-mural alusivo a la ciudad hecho por fotógrafos expertos.

Si el viaje es negocios, Now tiene tres salas de juntas equipadas con los últimos estándares en tecnología y un auditorio que en las noches de los jueves, viernes y sábados se convierte en discoteca.

El restaurante ubicado en la gran terraza tiene dos ambientes y dos tipos de cocina. Una es cocina rápida sana enfocada en el concepto de comida orgánica, mientras el otro, con un mobiliario diferente, ofrece cocina de autor internacional pero con un fuerte en la cocina peruana.

Hospedarse en este hotel es una experiencia única. Desde que se cruza la puerta se hace evidente que su filosofía es la del servicio. Cada huésped recibe un trato personalizado que impresiona – no se sabe cómo pero conocen los gustos y caprichos específicos de los clientes-.  Ya sea para ir a comer, a tomarse unos tragos a pasar unos días atendido como un rey, Now, como su nombre lo indica, es el lugar de ahora en la capital del Valle del Cauca.



Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO