Islandia, un país que parece de otro mundo

Foto: Shutterstock

Islandia, un país que parece de otro mundo

27 de Julio del 2017

Cuando pensamos en destinos para viajar en Europa, o ya sea en todo el mundo, recurrimos a los populares: China, India, Italia, Francia, Estados Unidos, etc., pero rara vez nos atrevemos a lo poco convencional. Así que decidimos traerte una opción poco concurrida: Islandia. Sí, de donde es oriunda la ilustrada artista Björk. Un país con herencia nórdica, con una ubicación cercana al círculo polar ártico y con una variedad de paisajes que te harán sentir como si estuvieras en otro planeta.

Para trasladarse y empezar a pasear en esta locación del norte europeo, se debe tener en cuenta que nosotros los colombianos, no necesitamos visa actualmente, ya que Islandia pertenece al grupo Schengen, siempre y cuando se mantenga la calidad de turista y sea un viaje no mayor a noventa días, si se piensa demorar más, se necesita visado y el trámite se hace por medio de la Embajada de Suecia.

Para tener en cuenta, en el país no existen vuelos directos al destino recomendado, lo usual es la conexión con escala en Estados Unidos. El valor de los tiquetes aéreos oscila entre COP$1.800.000 y COP$2.500.00.

Los puntos de interés más populares en este mágico país son los siguientes: el parque nacional Þingvellir, también llamado Thingvellir es una de las principales atracciones, este valle ubicado en el suroeste de la isla, está presente en terreno volcánico, lo que da la sensación de estar en una película sci-fi que transcurre en Marte.

Otro punto interesante, son las cataratas, Gullfoss es una de las más famosas y está situada en el cañón del río Hvitá. Para experimentar la fantasía polar, proponemos visitar el lago glaciar más grande de Islandia, se llama Jökulsárlón y se encuentra entre el Parque Nacional Skaftafell y la ciudad Höfn, que es un puerto pesquero. Otro punto turístico a tener en cuenta es Bláa lónið, mejor conocida como La Laguna Azul, este balneario tan popular es geotermal y está ubicado al sudeste del país, sin dunda alguna se tiene que ir.

La mejor temporada en el año para visitar el país islandés es en verano, puesto que los días tienen más horas