Las niñas scout de los cupcakes. ¡Siempre listas!

Las niñas scout de los cupcakes. ¡Siempre listas!

19 de febrero del 2011

Fotos: sweetbuffet.com, Alvaro y Jorge Diaz.

Juliana y Clara Inés son idénticas. No sólo nacieron el mismo día del mismo mes, casi a la misma hora, sino que además piensan igual, se visten igual y juntas se hicieron socias de un proyecto para invadir de manera silenciosa con cupcakes, galletitas, palitos y cuanta masita que se pueda hornear exista. Juntas se llaman Sweet Buffet.

Desde 1917, “las niñas scout” venden galletas para recoger fondos y destinar otros a caridad. Las recetas resultaron tan buenas que muchas son famosas en el mundo y existen como marcas que se comercializan registradas bajo exclusividad. Juliana Orozco y Clara Inés Díaz empezaron de la misma forma, vendían brownies y galletas en el colegio, y pronto las personas cercanas supieron de sus habilidades con el horno.

Cupcake es la palabra que hay que incluir en el vocabulario. Amelia Simms fue la primera mujer experta en pastelería, que adoptó la palabra en uno de sus libros de recetas hace casi un centenario. En Inglaterra se llama fairy cake, y hace referencia al tamaño del ponquecito, como para un hada. Colombia los conoce hace un par de años, y en doce meses en Sweet Buffet están siempre listas para llevarlos donde los necesiten.

Los cupcakes son la especialidad y están acompañados por palitos de canela, galletas, merengues, macarrons, almendras acarameladas y palitos de queso para equilibrar el azúcar. Las opciones son ilimitadas porque personalizan según el evento y la idea es que se sirvan a modo de buffet, en diferentes tipos de recipientes que ellas mismas decoran y acomodan a las necesidades de los clientes.

Sweet Buffet tiene la idea de lograr que sus clientes siempre puedan acordarse qué significa morder algo hecho en la casa sin comprometer la calidad, la idea es que todo sea casero y que tenga un acento vintage que lo aleje la sobrecarga para ver y comer de las pastelerías y compañías de catering usuales. No usan pastillajes por lo mismo, prefieren evitar la saturación de azúcar y adornar con ingredientes naturales y cremas comestibles que no hacen doler la panza una vez se han disfrutado. Sus productos son frescos y deben consumirse de inmediato.

El buffet funciona para quienes no quieran un simple postre y prefieran llenar un plato con muchas opciones de dulce. Nada está hecho en serie y la variedad se mezcla al máximo, por lo general bajo una carta de colores con la que suelen nombrar sus “colecciones” de productos.

Martha Stewart y Amy Atlas son los modelos a seguir, Juliana y Clara Inés las admiran y tienen en mente cuando mezclan y hornean acompañadas por el último concierto de Madonna en DVD o alguna canción suavecita de Nhora Jones. Los pedidos deben hacerse mínimo con dos días de anticipación para que suene el timbre y las scouts de Sweet Buffet estén en su puerta. Siempre Listas.

Pedidos:
Juliana Orozco: 310 7636255
Clara Inés Díaz: 310 5690298
[email protected]
www.sweetbuffet.com.co
flickr.com/photo/sweetbuffet…
twitter.com/SweetBuffet