Lugares poco conocidos de París

16 de octubre del 2018

Sea un turista sin parecerlo en París.

París

shutterstock

Una de las ciudades que siempre está en el top 10 de más visitadas por turistas en el mundo es París, su encanto romántico, amplia oferta gastronómica, museos de gran historia cultural y moda en cada esquina, pero es necesario tener claro que no todo es visitar barrios como Le Marais o Montmartre, o el Arco del Triunfo, la Torre Eiffel o Notre Dame, estos son algunos lugares subestimados de la ‘ciudad luz’.

Para empezar, el Bosque de Boulogne es un parque del estilo de Central Park, aunque no es tan conocido esto no le hace menos interesante, aquí puede reunirse con sus amigos, tomar algo de vino, probar pastelería francesa y simplemente pasar el tiempo.

Si tiene la oportunidad de cocinar, no pierda la experiencia de mercar en forma local, para hacerlo se recomienda ir al Mercado del Presidente Wilson, disponible desde el sábado hasta miércoles. Ármese con una gran canasta o bolsa ya que esta locación ofrece una extensa variedad de productos locales. Se ubica en la Avenida del Presidente Wilson, puede encontrar desde pescado fresco, flores de diferentes aromas y exquisitos quesos, dándole el momento para sentirse un verdadero parisino.

Ir al mercado es ideal para comprar las cosas del almuerzo, pero si usted está buscando algo para desayunar se sugiere probar un delicioso croissant, a unas cuantas calles del lugar anterior, se encuentra La Pâtisserie Cyril Lignac, perfecta para degustar cualquier tipo de producto francés en cuanto a pastelería se habla, si no encuentra ningún croissant en el mostrado, solo pídalo y verá que el cajero le traerá la cantidad que usted le pida de panes.

Cerca al parque ya mencionado previamente, no olvide visitar la Fundación Louis Vuitton, cuyo edificio fue construido por el genio Frank Gehry, cuenta con exhibiciones rotativas y permanentes y en su terraza puede admirar impresionantes vistas a la ciudad. Quédese a almorzar en el restaurante del museo, Le Frank, o recueste en algún punto del jardín para tener su propio picnic, algo muy del estilo parisino.

Si quiere ver el emblema clásico de París, la Torre Eiffel, sin tener que ir y lidiar con todo lo que sucede a su alrededor, puede dirigirse al restaurante Monsieur Bleu y tener una cena sofisticada, tomar una copa de vino y ver la torre desde la distancia, al otro lado del río Sena. Se encuentra en el Palais de Tokyo, este restaurante sugerido por la lista Michelin tiene en su interior un estilo Art Deco y una imponente terraza. No hay nada mejor que turistear sin parecer un turista desesperado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO