Mostar, la ciudad del “Puente viejo”

11 de junio del 2018

Una ciudad medieval con riqueza histórica y cultural.

Mostar Bosnia

Considerada como la quinta ciudad más grande e importante de Bosnia y Herzegovina, país ubicado en Europa Central, Mostar podría ser el destino ideal para unas próximas vacaciones, por ser una ciudad medieval con una gran riqueza cultural e histórica.

Se encuentra al oeste del país, exactamente a orillas del río Neretva, costero de la vertiente del mar Adriático. Cuenta con un aereopuerto internacional, así como estaciones de trenes y buses facilitándole la llegada a los turistas.

Su nombre proviene de uno de los monumentos históricos más famosos desde la antigua Yugoslavia, se trata de una de las construcciónes más representativas de la arquitectura simbólica de la época otomana, conocida como Stari Most o el “Puente viejo” creado en 1566.

Este puente representaba la unión entre los bosniak (musulmanes) y los bosnios – croatas (católicos) hasta que fue bombardeado en 1993 durante la guerra de Bosnia. Sin embargo, fue reconstruido en 2004 y desde el 2005 forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

El Stari Most es uno de los sitios turísticos más concurridos de Mostar, en una de sus torres funciona un museo que narra la historia de la ciudad y en la otra una muestra fotográfica sobre la Guerra de los Balcanes, exposición para todo tipo de público.

Entre los sitios turísticos más visitados se encuentra: el barrio musulmán, considerado como uno de los lugares más bonitos de la ciudad; las diferentes mezquitas de la región Herzegovina, entre ellas la Mezquita Karadjoz – Bey que abrió sus puertas al público y el Cementerio Memorial Partisado que está ubicado a las afueras de la ciudad.

Además, si le gusta la historia, hay una variedad de actividades como el “Mostar en War Tour”, una visita educativa a pie, en donde se visitan sitios emblemáticos como: la Plaza Española y el Parque Liska, un parque local que se convirtió en cementerio de las víctimas del conflicto.

En la ciudad del “Puente viejo” se puede caminar por calles empredadas y los turistas pueden conocer su gastronomía a través de restaurantes y cafés. Además, puede conocer sus diferentes manifestaciones culturales por medio de las tiendas de artesanías, la arquitectura medieval y por supuesto, vivir la experiencia de conocer a esa ciudad desgarrada por la guerra que, aún con cicatrices, se ha convertido en un lugar rústico y ameno digno de visitar, con sus increíbles vistas y arquitectura.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO