Palomino, una joya turística por descubrir

Wikimedia

Palomino, una joya turística por descubrir

12 de Septiembre del 2017

Recientemente, hay un destino turístico que está punteando casi al nivel de ciudades capitales departamentales, ese es Palomino.

Colombia, a pesar de su situación política, social y económica, sigue siendo un país rico en diversidad natural, sus paisajes son tan variados, que constituyen, prácticamente, todos los pisos térmicos existentes. A esto, agregarle la gran pluralidad de su gente, que todos saben que no es lo mismo relacionarse con una persona de la costa atlántica a dialogar con alguien bogotano. Y ahora, con el creciente indice de turismo a nivel nacional, los viajeros extranjeros han fijado su próxima experiencia en Colombia, lo que hace de este país un gran mosaico de influencias. Teniendo en cuenta esto, un nuevo destino ha surgido, ese es Palomino en La Guajira.

Palomino es uno de los siete corregimientos que compone al municipio de Dibulla en el departamento Colombiano de La Guajira. Básicamente, limita con el departamento de Magdalena, la zona que es declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO, la Sierra Nevada de Santa Marta y su parque nacional natural, El Tayrona. Sobre toda la Transversal del Caribe, se encuentra este pequeño poblado que ha alentado tanto el turismo del área caribe colombiana. Presenta una temperatura húmeda típica de la costa atlántica del país, entre los 24° y más allá de los 30°.

Wikimedia

Los turistas han ido apropiando un plan de viaje que incluye el destino turístico hablado. Se empieza por Santa Marta y sus alrededores, pasando hacia un recorrido de unos dos días en el Tayrona, para así visitar su bosque tropical y sus hermosas playas. Luego, a una hora más de recorrido, donde hay que pagar otros COP$ 3.000 por viaje terrestre, se encuentra Palomino, a orillas del río del mismo nombre, un seriado de hostales y playas para descansar y olvidarse de la ajetreada vida cotidiana.

Flickr

Pasearse por el río Palomino, es un buen plan de caminata. Pero también, para los expertos y arriesgados, el mejor plan es surfear. Las olas en esta zona pueden ser algo agresivas y un poco peligrosas, así que no es un área muy conveniente para el nadador principiante, sin embargo hay unas pequeñas partes donde se puede meter a bañarse con tranquilidad. La oferta de hospedaje es amplia, nacionales e internacionales han puesto hostales que manejan una buena variedad de precios, especiales para el viajero promedio. La opción gastronómica tampoco es muy limitada, por su crisol cultural, no solamente se encuentra comida típica, también italiana, estadounidense, entre otras.

Siendo una opción favorita de los mochileros que provienen de Europa y de países australes como Argentina. Los colombianos del interior, también se han ido apropiando de esta alternativa turística. De esta manera se crea la fórmula viajera, Santa Marta, Tayrona, Palomino, Cabo de la Vela y Punta Gallinas. Por esta temporada, los vuelos a Santa Marta se encuentran en un aproximado de, COP$110.000, de aquí a Palomino se toma un bus intermunicipal que no debería costar más de COP$7.000. Asimismo, los hostales manejan precios por noche, entre los COP$20.000 y 70.000, depende de las comodidades que se busquen.