¿De dónde viene la sangría y cómo prepararla en casa?

26 de julio del 2017

La sangría es una variación refrescante de cómo consumir vino tinto y tiene una variación en la que se combinan frutas y otras bebidas alcohólicas.

¿De dónde viene la sangría y cómo prepararla en casa?

Foto: Shutterstock

¿Qué se imagina cuando le nombran la palabra sangría? Tal vez por el nombre, se imagine un derramamiento de sangre o algo parecido, pero si  piensa algún tipo de bebida alcohólica está en lo correcto.

La sangría es una manera diferente de tomar vino para quienes disfrutan de no consumir está bebida en su presentación pura. Es conocida como una bebida de verano por su efecto refrescante y su sensación de suavidad en la garganta.

El origen de esta bebida aún no es claro, pese a esto, una de las teorías gira en torno a que la sangría es un invento inglés conocido como un ponche lleno de vino fuerte al que se le llamaba sangría por su apariencia rojiza.

Sin embargo, en la actualidad es conocido que en España esta bebida se popularizó en la década de los 60, con la llegada de distintos turistas al país. Tiene tanta importancia que su receta está escrita en la ley 25 de 1970.

La sangría se encuentra descrita de la siguiente forma “es una bebida compuesta de vino y agua natural o carbónica, con zumos, extractos o esencias naturales de frutos cítricos con o sin azúcares”.

Sus ingredientes básicos son el vino tinto y las pulpas o cáscaras de frutos como la naranja, el limón e incluso la manzana, acompañado de un poco de dulce, de lo contrario quedaría muy fortificada, es decir, muy pura para el paladar.

Kienyke. com consultó con el bartender Andres Vallejo, quien explicó que “dentro de las variaciones de la sangría se puede implementar los vinos rosados e incluso los blancos, a los que se les adiciona manzanas verdes o rojas, melón y pera, pero si es vino tinto lo ideal es colocar la pulpa de frutas ácidas frescas”.

Otras modificaciones que se le hace usualmente a este cóctel es que “en algunos casos se le pueden añadir triple sec, ginebra o si se desea adicionar alguna bebida gasificada  para darle un toque de efervescencia. Sin embargo, es importante que predomine siempre el vino, porque esa es la esencia de la sangría”, añadió Vallejo.

“Lo más recomendable es que no se haga uso de azúcar granulada, sino con sirope, el cual ya viene procesado para que no quede en la copa o en el recipiente el residuo de azúcar, pero a veces no se usa, ya que con las bebidas gasificadas es suficiente”, sugirió.

Para que no quede antojado de esta bebida Andres Vallejo, nos contó cómo se puede hacer una preparación sencilla en casa y que pueda compartirla con amigos o familiares.

¿Cómo preparar está bebida?

“Se debe escoger previamente la fruta que se va a incorporar a la bebida y cortarla en cuadros moderados. Posteriormente se le agrega el zumo cítrico bien sea la naranja o el limón, pero si se le añade otro licor como la ginebra es necesario mezclarlo con el vino y finalmente ponerle hielo al recipiente o la copa que se va a utilizar para que la bebida quede fría. Finalmente la sangría se puede rellenar con soda u otra gaseosa y está lista para probar”, puntualizó el experto.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO