Cudillero, uno de los pueblos más bonitos de España

pixabay

Cudillero, uno de los pueblos más bonitos de España

15 de marzo del 2019

España es uno de los países más atractivos para visitar en Europa, el problema es que al ser tan popular es usual que los turistas abunden por sus calles, pero para alejarse de las multitudes y recorrer destinos más tranquilos y menos predecibles, puede dirigirse al Cudillero, en el principado de Asturias.

Cudillero es uno de esos pueblos pescadores tan pintorescos que existen en el país ibérico, este es un pequeño puerto norteño alejado de las grandes cadenas hoteleras y tiendas de recuerdos, ya que a través de los años, ha sabido mantener la tradición y su esencia.

Perfecto para sentirse paseando en una locación de una película, además de permitirle olvidarse de la perturbadora rutina, la experiencia es tan relajante que usted nunca se despertará con ruido de música o vendedores ambulantes, caminará entre playas vacías y conocerá los diversos cafés.

pixabay

Si está en Madrid, puede alquilar un coche para realizar un entretenido road trip, puesto que la distancia es solo de cinco horas, desde Bilbao o Santiago de Compostela son solo tres horas de recorrido.

En el acantilado se encuentra una serie de casas coloridas, rodeando a la central Plaza de la Marina, una paisaje digno de una postal, de hecho tiene cierta similitud con la costa mediterránea de Amalfi, en el sur de Italia.

wikimedia

Además, Cudillero posee una escena cultural excitante, de hecho, al ser un pueblo alejado por la geografía española, se desarrolló un curioso dialecto con influencia nórdica, de hecho hay una leyenda que dice que fue fundado por los vikingos.

Aquí podrá encontrar diversos bailes populares, una oferta exquisita en cuanto a gastronomía, sobre todo a base de frutos del mar, así como excitantes festivales, como L’Amuravela, de origen pagano, se celebra cada junio y termina con gigantes de papel maché incinerados, parecido a los las Fallas en Valencia.

wikimedia

Si está pensando en visitar Cudillero, sepa que la temporada alta es desde junio a agosto, que es cuando hay poca lluvia y los residentes temporadas y vacacionistas dan vida a las plazas y bares del lugar. En cuanto a los meses más fríos, suelen ser más tranquilos y serenos, momento perfecto para los viajeros que no buscan socializar mucho.

Un plan para realizar es subir las escaleras de la Plaza Marina hasta el mirador de Cimadevilla, con una excelente vista al puerto viejo, donde se ven todos los colores característicos de pueblo, resultado de la pintura sobrante de botes, a través de los años agregaron diversos matices al panorama.

No olvide visitar la Capilla Humilladero, el edificio más viejo de esta locación, popular por sus misteriosas bóvedas. Pero si prefiere nadar y surfear, diríjase a las arenosas playas que dan al Mar Cantábrico, La Cueva, San Pedro y Oleiros, a quince minutos del centro del pueblo.