Borácay, entre los mejores lugares para conocer el fondo marino

24 de julio del 2018

A Borácay la visitan un máximo de dos millones de personas al año. Es una pequeña isla al centro de Filipinas conocida por las famosas playas que la rodean. Se encuentran la playa White Beach que contiene palmeras largas, restaurantes y bares, en el otro costado está la playa de Bulabog donde todos los surfistas y […]

Borácay, entre los mejores lugares para conocer el fondo marino

A Borácay la visitan un máximo de dos millones de personas al año. Es una pequeña isla al centro de Filipinas conocida por las famosas playas que la rodean.

Se encuentran la playa White Beach que contiene palmeras largas, restaurantes y bares, en el otro costado está la playa de Bulabog donde todos los surfistas y demás llegan a practicar sus deportes acuáticos. También existe el Mount Luho a donde uno puede ir para poder visualizar toda la panorámica de las islas.

En la playa ‘White Beach’ hay plazas hoteleras que son parecidas a los hostales que tiene cada sitio para todos sus hospedados. Si usted es coreano, hay un lugar en el que puede encontrarse con los de su mismo lenguaje, sin embargo si es de su gusto querer conocer otras culturas, también existen mixtos. Rodea cinco kilómetros, así que tiene un tamaño enorme por lo que pueden visitarlo todos. Recomiendan este tipo de playa para jóvenes, parejas recién casadas, dado que tiene muchas actividades nocturnas, no obstante, a la gente mayor, también le suele gustar por los restaurantes que se encuentran.

El ambiente cosmopolita de Ariel’s point es perfecto si quiere pasar una tarde en un barco en donde van aproximadamente 30 personas. Contiene actividades de adrenalina, como saltar de un acantilado de tres a 15 metros, también puede hacer kayak o mirar el fondo marino con snorkel. Aunque para esto se necesita una ropa adecuada. Para saltar se necesita un calzado correcto para poder caminar sobre rocas sin ningún problema. El costo de este plan es de 2.500.000 pesos. Este precio es porque incluye comida y bebidas.

El museo Motag Living es donde se puede ir a conocer la cultura y costumbres locales de este lugar fantástico cómo vivían hace 40 años, debido a que el museo es parte de la estructura de las casas que creaban antes. Se dan explicaciones de cómo sembrar y sobre todo, la preparación de arroz desde el campo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO