El Calafate, entre hielos y glaciares

El Calafate, entre hielos y glaciares

15 de noviembre del 2018

El Calafate es una ciudad situada en la ribera meridional del lago argentino, en la Patagonia, en la provincia de Santa Cruz.

El Lago Argentino está conformado por colores verdes y azules turquesa, el aire que se respira es de hielo porque la ubicación de El Calafate es básicamente ahí. Al hablar de hielo, se habla de enormes masas de hielo que se forman a partir de acumulación de nieve que va cayendo hasta llegar a estado solido.

Aunque en estos países que tienen estaciones, llega el verano y esta nieve se derrite hasta el punto de no quedar ningún rastro de ella, lo especial de este lugar es que la nieve no llega a derretirse en su totalidad, de hecho la capa se da solidificando año tras año y se crea una capa sobre otra capa.

El fenómeno que hace que esto ocurra, se crea en sectores de fácil acceso dado que viene bajando de los Campos de Hielo Patagónico Sur y es considerada la tercera masa de hielo continental más grande del planeta, luego de Artártida y Groenlandia.

Como esta pequeña ciudad queda a aproximadamente 80 kilómetros del glaciar Perito Moreno, los turistas buscan ir a conocerlos.

La mejor opción es encontrar esas compañías de transporte que hacen viajes de ida y vuelta hacia el Parque Nacional los Glaciares. El tour consiste en tres horas dentro, para poder caminar los 4 kilómetros y ver desde todos los ángulos el glaciar. Sin embargo mientras uno está parado frente a esta maravilla el crujido de el hielo hace sentir una ilusión de que pudiese caer un poco de este y aunque sí se pueden escuchar y ver caídas, no son muy seguidas.

Existen tres circuitos, uno de ellos es para personas que no puedes movilizarse tanto por su edad u otra incapacidad, inclusive también existen ascensores y un transporte gratuito que une los glaciares y el Lago Argentino.

Sin embargo esto no es lo único que puede hacer, también puede pisarlo y conocer todas sus grietas, tocar sus durezas y mojarse en las lagunas.

También se puede navegar entre hielos, se conoce como Ríos de hielo express, el barco sale desde Puerto Bandera y navega diferentes partes del Lago Argentino para ver el glaciar Upsala y el Spegazzini. Sin embargo, a estos glaciares no se puede acercar mucho porque hay riesgo de desprendimiento mayor.

Mientras navegan pueden cruzarse con témpanos que son creados por los desprendimientos de los glaciares y estos existen de todos los tamaños, pueden ser trozos de hielo como iguales a un barco.

En cuestiones de alimento hay todo tipo de propuestas gastronómicas: El cordero patagónico o las carnes al disco, son parte de las opciones más reconocidas en este lugar y valen la pena probarlos. También existe una hamburgueseria conocida por su nombre Pluschow Resto que contiene ricos platos, precios accesibles y una historia interesante sobre un personaje importante del destino.