El México de Leo Matiz

Publicado por: admin el Dom, 19/12/2010 - 11:00
Share
Treinta y cinco años antes de perder su ojo derecho, por un puño en un robo callejero, Leo Matiz recorrió México con su cámara Rolleiflex. Fotografió con la simplicidad del blanco y negro a Frid
Treinta y cinco años antes de perder su ojo derecho, por un puño en un robo callejero, Leo Matiz recorrió México con su cámara Rolleiflex. Fotografió con la simplicidad del blanco y negro a Frida Kahlo, Diego Rivera, Agustín Lara, María Félix, José Clemente Orozco y Cantinflas. Sus imágenes reconstruyen la época de oro del cine, la pintura y el arte mexicano de los años cuarenta. Así lo evidencia El México de Leo Matiz, el último libro que se publicó sobre la obra del fotógrafo que nació en Aracataca, en el lomo de un caballo, diez años antes que Gabriel García Márquez. Con su lente registró y sobrevivió al Bogotazo y al conflicto árabe-israelí del Medio Oriente, a final de los años cuarenta. Realizó la primera exposición de arte del pintor Fernando Botero en 1951. Organizó más de trescientas exhibiciones. En 1949 fue elegido como uno de los mejores fotógrafos del mundo. Fue la leyenda de la fotografía del siglo XX. Alejandra Matiz, su hija, tardó dos años para terminar la selección de cerca de cien imágenes. Recorrió los pasos de su papá en el país manito y recopiló información en la hemeroteca del Distrito Federal. La publicación preliminar tenía ocho volúmenes de doscientas páginas cada uno. El libro está hecho a mano, tiene 168 páginas de papel italiano con pigmentos naturales sacados de fotos de la época e impreso en Verona, Italia. El prólogo fue escrito por Luis Martín Lozano, ex director del Museo de Arte Moderno del DF; Álvaro Mutis, escritor colombiano, quien fue su amigo cercano y compañero intelectual, y Alejandra Matiz. Leo Matiz aseguró que nunca hizo su mejor foto, pero tomó más de cien mil imágenes. Con su lente inmortalizó personalidades, gente invisible en medio de la cotidianidad y la historia latinoamericana.