Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

Indicadores Económicos

Cambiando las balas por beats

Los niños del conflicto en la Comuna 13 crecen pensando en dinero para comprar una moto, ...

Jeihhco

Domingo 4 de julio de 2010. Seis de la mañana. Se llevaba a cabo en Medellín el Congreso Iberoamericano de Cultura. Andrés Medina, de 24 años, formaba parte de la logística del evento. Su labor era ir hasta el barrio El Salado, en la Comuna 13, para recoger unos equipos de sonido. Entonces se sentó en una esquina a esperar a un compañero que venía a ayudarlo. Se ubicó, sin advertirlo, en un espacio conocido como frontera invisible, una línea divisoria entre dos combos. Alguien que pertenecía a uno de los dos combos vio a un joven que no reconoció y le disparó por la espalda. Nunca investigó de quién se trataba, simplemente vio a un extraño y lo mató.

En la Comuna 13 de Medellín mueren en promedio siete personas cada día. A pesar de que la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía de Medellín asegure que a la capital de Antioquia le faltan cerca de 3300 policías (como se lo dijo a El Tiempo Eduardo Rojas, secretario de Seguridad), Jeihhco no está de acuerdo y en lugar de esta solución violenta a la violencia, propone una pacífica, a través de la música y arte.

Jeihhco, de 27 años y proveniente del sector denominado Cuatro Esquinas, es un Hip Hopper y gestor cultural de la Comuna 13, en Medellín. Cuenta con una experiencia de más de diez años en el diseño y ejecución de proyectos sociales enfocados desde la cultura de la música Hip Hop y hace parte del equipo organizador del Festival Revolución Sin Muertos, una iniciativa cultural, política y social que desde el año 2004 dice con música: “No a la violencia”.

Andrés Medina Son Bata

Andrés Medina tenía 24 años cuando lo asesinaron.

Desde hace un año Jeihhco trabaja desde la que llamaron la Casa Morada, una casa ubicada en el barrio San Javier, uno de los 32  que existen en la Comuna 13. El nivel económico de esta zona es un poco mejor al resto de la Comuna:  de un total de 140.000 habitantes, el 80% es de estratos 1 y 2, y el resto se encuentra entre los estratos 3, 4 y 5. Este barrio, construido por el arquitecto Pedro Gómez, se encuentra en una comuna que fue poblada por desplazados, gente que llegó del campo buscando un futuro en la capital industrial colombiana. Gente que huyó de la violencia y trajo violencia y pobreza consigo.

–El país tiene una deuda histórica con los desplazados por la violencia que llegaron a la Comuna 13. Es una deuda que no se ha querido pagar –dice Jeihhco con una voz tranquila que podría confundirse con resignación si no se conociera la obra que este Hip Hopper lleva a cabo.

Mientras en  los últimos tres años en la Comuna 13 han asesinado a más de 400 personas, al menos nueve de ellas eran Hip Hoppers, que nada tenían que ver con el conflicto: Kolacho, Andrés Medina, Chelo, Yhiel, El Gordo, El Duke, La Garra y Muletas. Y sin embargo, Jeihhco asegura que no existe una persecución al movimiento Hip hop. Estos jóvenes asesinados eran habitantes de una ciudad en conflicto, en guerra, y ese es, precisamente, el riesgo que corrieron. En Medellín es el doble de riesgoso ser joven que adulto.

–Los parceros que fueron asesinados hacían parte del movimiento Hip hop desde hace mucho tiempo. Fueron sus gestores. Cada situación fue diferente, pero ninguno de ellos fue pandillero.

  • a100

    Bufón, fanfarrón, hablantinoso, se lleva los créditos del trabajo de los demás, se gana premios de la alcaldía y se cree el mesías.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310