Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

¿Cómo se encubrió el asesinato del joven grafitero?

La Procuraduría desmintió al patrullero Alarcón y lo halló culpable del asesinato de Diego Felipe Becerra. ...

Diego Becerra

La Procuraduría General de la Nación halló responsable al patrullero de la policía Wilmer Alarcón de la muerte del joven grafitero bogotano Diego Felipe Becerra. El Ministerio Público agregó que el uniformado contribuyó en la alteración de la escena de los hechos, en presunta complicidad con otras personas, incluidos más miembros de la institución.

El fallo, que fue proferido en primera instancia, destituye e inhabilita por 15 años al patrullero. Además de determinar que el agente actuó a título de dolo y cometió “faltas disciplinarias gravísimas”, la Procuraduría señaló varias actuaciones con las que se intentó hacer creer que el joven asesinado era un delincuente, y que el patrullero actuó en defensa propia. Estas fueron las inconsistencias aclaradas:

El arma no era de él

Al joven grafitero se le señaló como integrante de una banda delincuencial. La defensa del patrullero argumentó que Diego Felipe estaba armado e intentó dispararle, razón por la cual se justificaba el ataque del uniformado. Sin embargo la reciente investigación estableció que el arma fue colocada cerca del cuerpo del joven, luego de su muerte.

Por laboratorio quedó comprobado que en las manos de la víctima no había residuos de haber usado una pistola, y que el arma encontrada no presentaba las huellas dactilares del menor.

No hubo policía custodiando el lugar de los hechos

La investigación consideró los testimonios de varios acompañantes del grafitero, quienes negaron que hubiera quedado algún agente en la escena del disparo, luego de que llevaron en una camioneta a Diego Felipe hacia el hospital. Alarcón insistía que al momento de trasladar al centro médico al joven herido le pidió a su compañero Nelson Rodríguez que se quedara en el lugar, porque allí estaba, supuestamente, el arma de fuego. La Procuraduría encontró inconsistente este último argumento y creyó más el de los amigos de la víctima.

Diego Becerra
La Procuraduría halló culpable al patrullero Wilmer Alarcón del asesinato del joven Diego Felipe Becerra.

Diego Felipe no asaltó ningún bus

Las pruebas establecieron que al momento de ser interceptado por el patrullero, el joven estaba rayando o dibujando grafitis muros a lo largo de la avenida Boyacá, y no asaltando buses de servicio público.

El testimonio del policía aseguraba que Diego Felipe pertenecía a una banda que minutos antes habría asaltado un bus, y que al ser interceptado intentó huir y disparar en su contra, por lo que debió repeler el ataque y causó su muerte.

Las pesquisas de la Procuraduría lo desmintieron. Las armas con las que el grafitero habría cometido el atraco y los objetos supuestamente hurtados nunca fueron encontrados. También quedaron en entredicho los relatos  de las supuestas víctimas del atraco, quienes describieron un arma de fuego de diferente color y forma a la encontrada en la escena, y prendas de vestir distintas a las usadas por el grafitero.

El disparo fue por la espalda

El boletín de la Procuraduría explica que “al momento de recibir el disparo propinado por el patrullero Alarcón, el joven Diego Felipe se encontraba corriendo dando la espalda al uniformado que lo perseguía y no portaba arma alguna”.

El disparo del uniformado contra el grafitero fue por la espalda, con su arma de dotación y a un metro con 30 centímetros de distancia, según concluye el fallo. Esto desmiente la versión de un enfrentamiento.

Más implicados

La Procuraduría también adelanta investigación disciplinaria a cinco uniformados por su presunta participación en la alteración de la escena de los hechos.

A finales de octubre, tres miembros de la Policía, el abogado del patrullero Alarcón y el conductor de buseta Jorge Eliécer Narváez fueron imputados por alteración de elementos de prueba y fraude procesal en el caso del grafitero, y les fue dictada medida de aseguramiento.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 6 Oficina 602, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310