Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

El mausoleo de Bolívar donde Chávez habría reservado un espacio para su tumba

La iniciación de la megaconstrucción coincide con el momento en que se conoció el diagnóstico del ...

Cuando se enteró de que el cáncer amenazaba con invadir su cuerpo de 57 años, el Presidente de Venezuela planeó hacer un mausoleo donde estarían los restos del libertador Simón Bolívar, el personaje histórico que más admira y que según él, ha sido su fuente de inspiración para su proyecto político.

Chávez se propuso, en julio de 2010, exhumar los restos del libertador Simón Bolívar, que descansaban en el Panteón Nacional en Caracas, para que 50 especialistas, entre médicos y científicos, investigaran las causas de su muerte. Según el mandatario, Bolívar no murió de tuberculosis, como se presume, sino envenenado con arsénico. Después de la exhumación, el cadáver abandonó el féretro de plomo en donde fue enterrado, y fue trasladado a uno de madera con acabados en oro.

“He allí tu nueva cuna, no es de plomo que te encierra, es de madera de la sabana de Venezuela, que te vio pasar cantando”, dijo el mandatario después del cambio de féretros.

Hugo Chávez y Evo Morales en la tumba de Simón Bolívar, cuando exhumaron los restos en julio de 2010.

Por esa época, según versiones de personas cercanas, Chávez ya conocía la gravedad de su estado de salud y pensaba en su propia muerte cuando dispuso la construcción del mausoleo. Como todo lo suyo, quería que fuera majestuoso, enorme, impactante, sin preocuparse por su costo.

El Presidente venezolano no quería un monumento cualquiera. Soñaba con una especie de pirámide contemporánea donde se filtrara la luz para que el cielo contemplara el sarcófago. Para su construcción se colocaran 2.900 toneladas de acero, y tendrá un recubrimiento externo e interno de cerámica importada de España y Suiza.

La obra tiene un costo de 78 millones de dólares y ocupa un espacio de 2.300 metros cuadrados.

La gran obra arquitectónica, aledaña al Panteón Nacional en Caracas, es construida por medio millar de obreros, y dirigida por el arquitecto Francisco Sesto, Ministro de Estado para la Transformación Revolucionaria de Gran Caracas, y presidente de la Oficina Presidencial de Planes y Proyectos Especiales OPPE. La construcción estará erigida sobre 2.300 metros cuadrados y tendrá una altura de 50 metros. En el interior tendrá 17 pisos.

Sin embargo, el arquitecto tiene una visión distinta de su obra, la considera sencilla y limpia. “El Mausoleo de Bolívar es una obra muy poco adornada, muy austera y simple”, y agregó que “la idea esencial” del diseño se derivó de una frase de Bolívar: “Moriré tal como nací, desnudo”.

Los caraqueños piensan que el mausoleo parece más un centro comercial que la tumba de prócer.

Para la mayoría de los caraqueños, la obra parece más un centro comercial o una rampa gigante para montar patinetas, que la tumba de un prócer. Las ideas de austeridad y simpleza se deforman ante la majestuosidad de la construcción. Ante las críticas, por parte de artistas y arquitectos, Sesto se defiende y dice que la Torre Eiffel también fue criticada, pero el tiempo, se encargó de hacer justicia y ahora la torre es una de las maravillas del mundo moderno. “así sucederá con la tumba del Libertador”.

Mientras avanza la construcción avaluada en 78 millones de dólares, con piso de granito negro y el sarcófago de madera de cedro decorado con oro y perlas, Chávez se encuentra en Cuba luchando contra el cáncer, quizá espera que antes de su muerte esté la obra lista, que para muchos, él concibió como albergue para su descanso final junto a Simón Bolívar.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 6 Oficina 602, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310