Indicadores Económicos

Las casas del poder en Valledupar

Hace unos años, David Sánchez Juliao fue invitado a un foro en Valledupar sobre la vida de Alfonso López Michelsen y el folclor vallenato. Para sorpresa de los asistentes, su ponencia escrita se titulaba De por qué el Vallenato pone más Ministros que el Porro. Parte del secreto revelado, explicó Sánchez Juliao, está en el calor y hospitalidad de las familias tradicionales del Valle de Upar, que abren sus puertas cada año a los invitados del interior para participar de sus parrandas privadas durante el Festival Vallenato.

Aunque no quedan en pie muchas de las viejas casonas coloniales, las nuevas generaciones de empresarios y políticos que conforman la élite vallenata han construido casas modernas en los barrios Novalito, El Cañaguate, Las Marías, Los Cortijos y Los Ángeles.

En estas siguen trenzándose amistades entre visitantes y lugareños, así como acuerdos políticos y negocios importantes al son del acordeón, la caja, la guacharaca y el infalible Old Parr, el whisky rey del Cesar, hasta el punto que a Valledupar lo llaman de manera jocosa el “Valledeolpar”.

Estas son las casas

Alfredo Villazón y Marina Maya. Esta es la nueva casa del heredero de una de las ganaderías más tradicionales y prósperas del Cesar.

 

 

 

 

 

 

 

Eloy “Chichí” Quintero y Mamina Ovalle. Anfitriones del ex presidente Ernesto Samper, celebran una de las parrandas que inauguran el Festival Vallenato. Una de las casas está ubicada en el barrio tradicional El Cañaguate. Quintero, Industrial del carbón y ganadero, ha sido Secretario de Gobierno de Valledupar, Diputado del Cesar, y en este momento fuerte aspirante a la alcaldía de Valledupar.

 

 

 

 

Pepe Castro. Esta casa esquinera con columnas imponentes a la entrada es hoy el hogar del ex senador y ex gobernador del Cesar, quien ha sido uno de los jefes políticos más antiguos de la Costa Caribe.

 

 

 

 

 

 

Poncho Zuleta. Esta es la casa del legendario cantante vallenato, el juglar por excelencia, en la que parrandea sin pausa y descansa después de las largas jornadas musicales. Allí reside su hijo Kabeto Zuleta, quien se proyecta como la continuación de la interminable dinastía musical Zuleta.

 

 

 

 

 

 

Alfonso Araújo Cotes y Leonor Baute. Una de las casas con mayor extensión en Valledupar. Su arquitectura es colonial. Araujo es uno de los políticos más influyentes de los primeros años del Cesar. Vive en Valledupar hace cincuenta años, pero nació en la vecina población de La Paz.

 

 

 

 

 

 

Silvestre Dangond. Esta es la casa de uno de los cantantes más exitosos de la denominada Nueva Ola del Vallenato, quien no sólo tiene casa en Bogotá y en su natal Urumita, Guajira, sino también en Valledupar. Está avaluada en $2.500’.000.000.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310