49 ciudadanos extranjeros fueron expulsados de Colombia

Publicado por: german.alarcon el Vie, 27/03/2020 - 17:30
Sharekyk
Oficiales de Migración Colombia recorrieron 23 departamentos del país para vigilar que se estén cumpliendo las medidas preventivas obligatorias.
Migración Colombia

Oficiales de Migración Colombia recorrieron 23 departamentos de Colombia para garantizar que los ciudadanos extranjeros, que ingresaron al país después del 11 de marzo, estén cumpliendo con las medidas preventivas que impuso el Gobierno Nacional en toda la región.

Esta auditoría, que también contó con la presencia de la Policía Nacional y las Secretarías de Salud, concluyó con un número amplio de personas que tuvieron que ser retiradas de Colombia de forma obligada tras ser sorprendidos en las calles sin ningún tipo de permiso. 

 

 

El procedimiento concluyó con el incumplimiento de 130 habitantes de diferentes nacionalidades que hicieron caso omiso a las normas establecidas. Por esta razón, 37 de ellos fueron reportados, 49 expulsados y 44 fueron, obligados a salir de la región, según la Subdirección  de Verificaciones Migratorias.

Las autoridades realizaron alrededor de dos mil verificaciones en departamentos como Antioquia, Cundinamarca, San Andrés y Providencia, Vichada, entre otros, para vigilar que se estén acatando las medidas preventivas obligatorias. 

“500 visitas fueron a personas naturales y alrededor de 400 a hoteles y establecimientos comerciales”, señaló Migración Colombia. 

 

Desalojamientos en Bogotá a familias colombianas y venezolanas

 

Respecto a los casos de desalojamiento que se presentaron en la localidad de Santa Fe de la ciudad de Bogotá, Migración Colombia le pidió colaboración a la comunidad y a los dueños de las residencias para permitir que estas familias sigan en sus hogares de paso mientras concluye el aislamiento obligatorio. 

De no acatar este llamado, los casos podrían empeorar en la capital colombiana teniendo en cuenta que es el punto más crítico del país en cuanto a casos confirmados. 

La razón de los dueños para desalojar a las familias en su mayoría venezolanas es que ellos no tienen dinero para continuar viviendo ahí, por lo que sobreviven del día a día. 

Sin embargo, el Gobierno se hará cargo de esos pagos durante la cuarentena con tal de que no haya ninguna persona expuesta en las calles.