Como IT: El payaso asesino de Wellington

Como IT: El payaso asesino de Wellington

30 de septiembre del 2017

En 1990, 20 mil nuevos residentes llegaron a las recién construidas casas de una villa ubicada en el condado de Palm Beach en Florida, Estados Unidos. Las nuevas familias querían que sus hijos asistieran a los modernos colegios y disfrutar de la calma y seguridad de Wellington. No esperaban que una película de terror se volviera realidad ante sus ojos.

“En ese entonces, no cerrábamos nuestras puertas, aquí vivíamos en una burbuja de aislamiento”, recordó Kathy Foster, una de las fundadoras del pueblo y su primera alcalde.

“Qué lindas”, esas fueran las últimas palabras pronunciadas por Marlene Warren aquel sábado 26 de mayo de 1990. Alguien tocó la puerta de la vivienda donde residía Warren, al abrir, una persona disfrazada de payaso le sonrió y le entregó un ramo de flores. Un segundo después, le disparó en el rostro y huyó.

Su hijo Joey, de 22 años, escuchó el estruendo e intentó auxiliar a su madre. Pero dos días despues Marlene murió.

Marlene Warren

“El asesinato llegó y se fue la tranquilidad de la comunidad. Fue muy abrumador pensar que alguien podía tocar tu timbre y matarte en la puerta principal de tu propia casa. Teníamos la sensación de que el mundo nos había alcanzado, fue una alerta saber qué incluso en Wellington cosas malas sucedían”, afirmó Foster. 

Según la descripción que dio el hijo de la víctima, el payaso llevaba una peluca naranja, nariz roja, guantes blancos, globos, flores y la cara pintada de blanca con una sonrisa roja dibujada.

Durante la investigación las escasas pruebas desvanecían las esperanzas de encontrar al payaso asesino. Las personas sospechaban de un acto de locura y los niños empezaron a temerle a los payasos.

Pero todos los habitantes del tranquilo barrio tenían una sospechosa.

Michael Warren era el esposo de Marlene. Era un hombre muy introvertido que no lograba encajar; tenía un negocio de venta de automóviles y le iba bastante bien. En ese negocio trabajaba la asesina de su esposa.

Sheila Keen Warren, en ese entonces era la amante de Michael y su compañera de trabajo.  Años después la mujer se casó con el esposo de su víctima. Pero las pruebas contra Sheila no eran definitivas y por eso nunca la arrestaron.

El tiempo pasó y la historia del payaso asesino de Wellington se convirtió en una leyenda. Pero en 2014 el caso se reabrió. La oficia del sherrif del condado de Palm Beach citó a testigos y se llevó a cabo un nuevo análisis de ADN. El resultado de la investigación vinculaba a Sheila Keen Warren con el asesinato de Marlene Warren; la mujer quería sacar del camino a la esposa de su amante.

El 31 de agosto de 2017, 27 años despues, este caso fue presentado a un gran jurado que emitió cargos por asesinato en primer grado y liberó una orden para su arresto. Ella se encontraba viviendo con su esposo en Tennessee y juntos administraban un restaurante. Llevaban una vida tranquila que se vio opacada por el oscuro pasado de Sheila, el payaso asesino de Wellington.

Sheila Warren