En Nueva York cambian de hora cada año. En Colombia la piensan

En Nueva York cambian de hora cada año. En Colombia la piensan

14 de marzo del 2016

Por Hector Rodriguez Villa

Millones de personas, entre ellas muchísimas colombianas, residentes en la parte este de Estados Unidos, han dormido una hora menos desde este domingo al entrar en vigor el horario de verano.

A las 2 de la madrugada el reloj se retrasó una hora para aprovechar mejor la luz solar. Oscurece a las 8 pm y amanece a las 6 am.

Esto sucede aquí, mientras en Colombia se  discute la posibilidad de tomar idéntica medida debido a la  grave situación que vive el país por el Fenómeno del Niño y el intenso verano de los últimos meses.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha pedido que el servicio de luz, en los edificios públicos, sea apagado a las 6 de la tarde.

Carlos Pérez, un antioqueño residente en Queens, dijo que él y su familia no tienen problemas con el cambio de horario y ahora sus niños se despertarán  a las 6 para ir a la escuela y regresarán a casa a las 7pm. Hacen la tarea y una hora después se van a jugar al parque hasta cerca de las 8 cuando regresan a casa, dijo.

“Esto es lo mejor porque con el horario de invierno era muy aburridor y tenían que estar los hijos en casa permanentemente”, agregó el colombiano.

En febrero, en Nueva York, se batieron varios récords al ser considerado el mes más frío de los últimos 50 años.

Hubo un fin de semana en el que la temperatura llegó a menos 10 grados centígrados y fue necesario suspender el servicio de buses  y trenes en la Gran Manzana.

La ciudad, en la noche, quedó vacía y todos los negocios fueron cerrados con grandes pérdidas para sus dueños.

Mientras en en los primeros diez días de marzo se han registrado temperatura en los 25 grados centígrados batiendo récords de 1976 y 1948.

La Primavera empieza el 20 de marzo, domingo de Ramos, e inicio  de la Semana Santa, por lo cual se  esperan altas temperaturas, como si estuviéramos en verano, vaticinan los meteorólogos.

Y como dice el dicho: febrero es loco y marzo otro poco.

En la babilónica metrópoli estadounidense el cambio de hora entró el domingo para la alegría de la gran mayoría de quienes vivimos en esta Gran Ciudad, mientras en Colombia el gobierno estudia cómo solucionar el problema eléctrico.