La Casa Blanca en el aire

La Casa Blanca en el aire

23 de junio del 2013

El avión en el cual vuela el presidente Barack Obama parece una réplica de la Casa Blanca con alas. El Air Force One tiene en su interior oficinas, un restaurante gourmet, un centro médico, una suite presidencial donde también hay espacio para la primera dama y hasta un gimnasio. Así es el avión donde vuelva el hombre más poderoso del mundo.

Se trata de un Boeing 747-200B, de tres niveles, con un área de 370 metros cuadrados. Tiene capacidad para 70 pasajeros y 26 tripulantes. Abordo siempre hay colaboradores de la Casa Blanca, diplomáticos, guardias de seguridad y periodistas.

Air Force One, Barack Obama, Kienyke

En su interior tiene oficinas para el presidente, el Servicio Secreto, personal del Gobierno, para la prensa y un centro de mando. Entre los lujos que tiene esta aeronave hay un restaurante gourmet que siempre está abierto para los comensales. Allí pueden prepararse cerca de cien platos para una ocasión. En su primer vuelo en el Air Force One después de las elecciones de 2008, Barack Obama ordenó modestamente ensalada y queso.

Una de las tantas oficinas puede convertirse en un centro médico cuando sea necesario. Un lugar donde pueden hacerse incluso operaciones. Dentro de la tripulación hay un equipo médico y suministros de sangre del grupo sanguíneo del presidente Obama (AB). Además un sinnúmero de medicamentos y un desfibrilador, aquel aparato que ayuda a recuperar las constantes vitales después de una parada cardiorrespiratoria mediante una descarga eléctrica.

Está clasificado como el avión más seguro del mundo. Sus 70 metros de largo y casi 20 metros de altura están protegido contra la radiación electromagnética que generaría de una explosión nuclear. También está equipado con un sistema llamado ‘Matador’. Se trata de cinco dispositivos que protegen los motores del avión de ataques de misiles. Pero esta no es la única medida de seguridad. Cuando Obama está en el aire siempre hay otros aviones de escolta con un máximo de mil personas abordo y otras naves de carga como la limusina blindada del primer mandatario.

Air Force One, Barack Obama, Kienyke

Cada día que el avión presidencial no vuela, se somete entre 12 a 16 horas de mantenimiento. Para esto se construyó un hangar, valorado en 50 millones de dólares y ubicado en la base aérea de Andrews, Maryland (Estados Unidos), a donde Obama suele llegar desde la casa blanca en helicóptero.

El costo para los contribuyentes por hora de vuelvo del avión presidencial es de 181,000 dólares. Solo hasta Hawai hay doce horas en el aire, un recorrido frecuente de la familia. Las reservas de combustible del avión sirven para recorrer 12500 kilómetros, cerca de un tercio de la circunferencia de la tierra. Pero la aeronave tiene dos tanques adicionales.

El presidente Obama también puede gobernar desde el aire y dar órdenes al Ejército, pues siempre lleva abordo los códigos de las armas  nucleares.

*Fuente

www.bild.de