La historia de un agente más peligroso y efectivo que James Bond

La historia de un agente más peligroso y efectivo que James Bond

13 de Abril del 2016

El famoso doble agente británico Harold ‘Kim’ Philby, reconocido por ser un infiltrado de la KGB, el servicio de inteligencia soviético, apareció en un video en el que comenta a agentes soviéticos las tácticas que usaba en sus actividades de espionaje.

Lea también: El único espía comunista que se infiltró en la CIA

El video fue descubierto por la BBC en los archivos de la Staci, la policía secreta de Alemania Oriental. El discurso data de 1981, luego dieciocho años de vivir en la URSS tras ser descubierto por el gobierno británico.

“Todas las noches yo salía de la oficina con un gran maletín lleno de informes que yo mismo había escrito, lleno de archivos sacados de los documentos reales”, explica Kim Philby, que hizo parte del grupo “Los cinco de Cambridge”, cinco dobles agentes pertenecientes a la orden secreta “Los apóstoles de Cambridge” contactados por la KGB para realizar acciones de contraespionaje. 

También la puede interesar: Vladímir Putin habría aprobado muerte de espía ruso, dice juez británico

Harold Adrian Russell Philby nació en la India en 1912, hijo de un reconocido aristócrata británico, que se convirtió al Islam. Se cree que el padre de Philby se oponía a la ocupación inglesa a la India, incluso que también pudo ser un doble agente.

Desde los años treinta fue contactado por la policía secreta de la Unión Soviética, dado su reconocido activismo comunista. Fue enviado a España, donde investigaba actividades franquistas, mientras permanecía encubierto como periodista

Philby trabajó desde finales de la Segunda Guerra Mundial para la MI6, el Servicio Secreto de Inteligencia de la Dirección Militar de Inteligencia Británica. A partir de 1946 se le asignaron labores de espionaje al bloque soviético, las cuales llevó a cabo hasta su deserción en 1963, en los que escaló posiciones hasta llegar a tener un alto rango. Como doble agente investigó actividades británicas y estadounidenses en medio oriente, Europa y África.

Durante el mencionado video, el famoso doble agente explica cómo planeó junto con un espía soviético la muerte de su jefe, para así quedarse con la dirección del departamento del que hacía parte en el MI6.

Sus actividades estuvieron bajo la lupa del gobierno británico por más de diez años, en los cuales logró zafarse de cada acusación que salía en su contra. De un momento a otro simplemente se esfumó, para volver a aparecer en Moscú, en donde murió en 1988, a los 76 años de edad.

Kim Philby se aprovechaba de su condición de aristócrata para salirse con la suya en cada investigación que salía en su contra: “Debido a que había nacido en la clase gobernante británica, y porque conocía a mucha gente con posición influyente, sabía que nunca serían demasiado duros conmigo”, dice Philby en el video. “Ellos nunca trataron de golpearme porque podría haber hecho un tremendo escándalo”.

El video termina con un mensaje para los jóvenes espias que presencian el discurso: “Niéguenlo todo”.

Se dice que Philby es el doble agente por excelencia. Tenía un aura de misterio que despertaba desconfianza de sus superiores. Incluso Stalin lo consideraba un triple agente. Para Yuri Modin, antiguo controlador de la KGB, Philby era todo un misterio: “Nunca reveló su verdadero yo. Ni los británicos, ni las mujeres que vivían con él, ni nosotros mismos nunca logramos perforar la armadura que lo revestía”.