La polémica película de lesbianas en Irán

La polémica película de lesbianas en Irán

3 de septiembre del 2011

¿Cómo rodar una película sobre una pareja de lesbianas en un país musulmán? Maryam Keshavarz, directora de la polémica Circumstance consiguió permiso de rodaje en Canadá y Francia, pero cuando pudo engañar a las autoridades de Beirut (Líbano) para el rodaje no lo pensó dos veces. Las actrices, Nikohl Boosheri y Sarah Kazemy, tuvieron que improvisar un diálogo en inglés para hacerle creer a los policías que los vigilaban que se trataba de una comedia estadounidense, hasta que se cansaron y las dejaron tranquilas.

En el Festival de Sundance, la película ganó el premio de la Audiencia, y ya es un hecho que no será pasada en Irán. “Yo puedo regresar a Irán, pero no sé si pueda volver a salir”, dijo Keshavarz en una entrevista, quien pasó su niñez en Estados Unidos y tiene gran conexión con Occidente.

Atafeh y Shireen son protagonistas de la historia, que fue rodada en Beirut.

La película cuenta la historia de Atafeh y Shireen, dos niñas de 16 años que van a fiestas en clubes ilegales de Teherán, la capital de Irán, un país donde no hay homosexualidad según el presidente Mahmoud Ahmadinejad. Atafeh viene de una familia liberal y millonaria que debe ocultar su comportamiento secular, mientras que Shireen vive con una tía y prima, porque sus papás fueron asesinados por el régimen por publicar consignas contra el Gobierno.

Así, la película es un retrato de la doble moral de las sociedades islámicas, donde las personas deben pagar con la libertad o la muerte su opción sexual.

La película ganó el premio de la Audiencia en el reconocido festival de Sundance.