“Yo trabajé con Mandela”: Fred Eric Jacobsen

“Yo trabajé con Mandela”: Fred Eric Jacobsen

6 de Diciembre del 2013

Fred Eric Jacobsen, cónsul honorario de Sudáfrica en Colombia, recuerda muy bien el 15 de octubre de 1997, día en el que conoció al difunto expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela. El presidente le autografió su libro Largo camino hacia la libertad (Long Walk to Freedom). Pero también le dejó un mensaje que Jacobsen guarda como un tesoro en su biblioteca: “A un respetado y altamente sobresaliente diplomático”.

fred eric jacobsen, consul de Sudáfrica, kienyke

En su estancia como diplomático en Sudáfrica, del año 97 al 2001, se cruzaría algunas veces más con Mandela, en espacial para la celebración de los 80 años del mandatario sudafricano. “Era un hombre muy alto. A sus 80 años aún tenía una gran fortaleza mental y física. Era tranquilo, reposado y carismático”, afirma Fred.

Tras la muerte este 5 de diciembre de Mandela Kienyke.com habló con el cónsul acerca de las ceremonias para el exmandatario y el legado que deja.

¿Cómo se vive la muerte de Mandela en Sudáfrica?

Hay tristeza por un lado y alegría por el otro, al recordar todo el legado que Mandela nos dejó. Ha sido impresionante el cubrimiento que se le ha dado y la expresión de solidaridad con el pueblo y el gobierno sudafricano. Es difícil encontrar una manifestación mayor por un ser humano.

La manera como en Sudáfrica expresan sus sentimientos es cantando y bailando. Incluso en las peores épocas del apartheid el pueblo bailó y cantó. Sudáfrica, definitivamente, va a expresar la adoración que sentía por Mandela.

¿Cuáles serán las ceremonias acá en Colombia?

Vamos a tener un libro de condolencias en la casa del consulado, donde el cuerpo diplomático y algunos funcionarios del gobierno podrán dejar sus mensajes. Va a estar disponible el próximo lunes, martes y miércoles. Vamos a exponer fotos personales con el expresidente y otros recuerdos. Voy a conversar con las autoridades porque sería importante que una plaza o plazoleta lleve su nombre acá en Bogotá, o que haya un busto con el que se recordará a este gran ser humano.

fred Eric Jacobsen, cóinsul de Sudáfrica, kienyke

El presidente le autografió su libro ‘Largo camino hacia la libertad’ (Long Walk to Freedom). 

Usted conoció a este gran líder en persona, ¿qué lo impactó la primera vez que lo vio?

Le presenté mis credenciales el 15 de octubre de 1997 y tengo una imagen que jamás se me va a borrar. El día que llegamos a Ciudad del Cabo le contamos que el día anterior habíamos visitado la cárcel y eso lo llenó de alegría. Le dejé el libro Un largo camino hacia la libertad para que me lo firmara y me dejó además una dedicatoria muy especial, que aún conservo. Era un hombre maravilloso, de una calidez humana increíble. Diría que es un ser superior, de esos seres humanos que se dan muy poco en la historia del mundo.

fred Eric Jacobsen, cóinsul de Sudáfrica, kienyke

¿Lo que más destaca de Mandela?

Su tenacidad e inteligencia para luchar. Le dedicó su vida a esa lucha para que se acabara la discriminación racial. Logró que, a pesar de las heridas, ese pueblo se uniera. Sembró una semilla que avanza y generacionalmente se va a dar el momento en el que ya no hayan resentimientos. Siento una gran tristeza, pero también un descanso porque él ya hizo lo que tenía que hacer y era hora de que descansara. En la historia de la humanidad no se va a olvidar a este hombre.

Usted que conoce de cerca la situación en Sudáfrica, ¿cree que aún es muy fuerte la segregación?

Se ha tenido progresos fantásticos, pero este es un proceso generacional y van a tener que pasar las generaciones que sufrieron estos problemas en carne propia -a pesar de que haya habido una reconciliación- porque es muy difícil acabar con el sentimiento de maltrato. Hoy en día las oportunidades en Sudáfrica son enormes para la población negra y hay muchas leyes para el enganche de las minorías.

fred Eric Jacobsen, cóinsul de Sudáfrica, kienyke

¿Podría pasar algo similar con el Proceso de Paz en Colombia?

Mandela envió en el año 1995 un mensaje a Colombia que no se me olvida y fue acerca de que no habrá paz sin justicia. Esa justicia debe existir para las personas que han sufrido inmensamente por los horrores de la guerra. Es complicado porque tenemos que llegar a una etapa de reconciliación, pero lo importante es que quienes causaron todo el daño reconozcan que han obrado mal y pidan perdón.